A dos años de la tragedia en Zanjitas

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El gobernador, Claudio Poggi, encabezó este sábado los actos recordatorios a dos años de la tragedia en Zanjitas donde 8 personas, la mayoría pequeñas niñas, perdieron sus vidas en choque entre un colectivo y un tren.

Allí el Obispo de San Luis ofició una misa de la que participaron, el intendente de la localidad, ministros del Ejecutivo Provincial, directivos del Colegio Santa María, familiares y vecinos de esa comuna.

La actividad comenzó a las 11:00 en la escuela N° 13 Antártida Argentina, a lo largo de la celebración y con momentos de profunda emoción se recordó a las 8 personas que perdieron la vida en aquel terrible accidente.

“Cada uno lo vive de un modo particular, pero todos vivimos el mismo acontecimiento en el recuerdo, en la solidaridad, en la caridad y el acompañamiento a las familias de estos angelitos”, dijo el Obispo en su Homilía.

Más adelante el jefe de la iglesia Católica de San Luis señaló, “todos en San Luis tomamos como una responsabilidad personal hacerse cargo de esta situación que nunca había ocurrido antes, desde el Gobierno a los niños, el ejemplo es hoy ver al Gobernador, ministros, vecinos y familiares; todos han dejado lo que tenían que hacer para estar acá no solo tenemos que dar gracias sino también saber que valemos”.

Monseñor Pedro Martínez hizo referencia acerca de la estampita que se entregó y que muestra una imagen de la virgen de Zanjitas, o la virgen Puntana, “que es una persona de San Luis, tiene alpargatas, el cabello trenzado, el cactus que significa como es la vida para quien va al cielo con las dificultades de la vida. La Virgen toma esa ofrenda para llevarla a Dios y este ejemplo es para nosotros todo, todas las cosas de nuestra vida la virgen las recibe, nunca nos va a hacer mal ofrecerle a la Virgen y a Dios nuestros problemas, cosas y alegrías, nos juntamos por algo que produce dolor, pero también hay que ofrecerle a Dios las cosas buenas, por eso tenemos que juntar las dos cosas, el dolor y la alegría del acompañamiento de estar, de acompañar y dar ejemplo a todos los demás, es un ejemplo que da Zanjitas de unión, de trabajo y aún en las dificultades de sobreponerse y seguir”.

El Obispo puntano hizo alusión al escudo de la Provincia, “están los dos venados, esos venados en todo lo que es el arte de hacer escudos, significan la perseverancia y saber sobreponerse a las dificultades, a las contrariedades, vamos a rezar hoy por todos los fieles difuntos pero especialmente tendremos en cuenta a María Virginia, Jesica, Luz María, Paula, Salome, Daira, Iara y Julieta, y también a todos aquellos que han fallecido, hoy es el día de todos los difuntos, nuestros abuelos, hijos, parientes; el dolor y la esperanza no termina, después de este camino está la vida eterna y vamos a ser juzgados por el modo como vivimos aquí, aquí no hay edad, no hay posición personal, ante Dios sabemos lo que hicimos, nosotros hoy podemos llevar las manos llenas desde el Gobierno, Intendente, Zanjitas y el pueblo de San Luis, con las manos llenas porque hemos hecho algo por el bien de la sociedad y rezar con orgullo”.

Finalmente Monseñor Martínez dijo, “que hoy no sea solo un recuerdo del pasado sino también para que nos impulse para trabajar y ofrecer nuestras vidas para el bien de los demás, es decir, en medio de las lágrimas eso es para que empujemos por los demás, Señor recibe nuestras lágrimas, nuestro trabajo para poder hacer el bien”.

Posteriormente se realizó una procesión hasta la ermita levantada junto a las vías, en homenaje a las víctimas del accidente donde se realizaron ofrendas.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA