Alerta máxima en Buenos Aires por malestar policial

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Un grupo de efectivos de la Guardia de Infantería bonaerense realizaba una replica rolex | replica rolex watches protesta en La Plata, ante lo cual el gobernador Daniel Scioli llamó a actuar con «prudencia y responsabilidad para transitar la última parte del año en paz», al tiempo que decidió adelantar su regreso y esta misma noche viajaba a la capital provincial.

Scioli decidió volver antes de Río de Janeiro, donde mañana tenía previsto mantener una nueva ronda de encuentros, con el objetivo de encabezar el diálogo con los uniformados, mientras su Gabinete se encontraba reunido para llegar a un acuerdo con los policías.

«Yo siempre quiero estar cerca de las situaciones que haya que resolver», indicó Scioli a sus colaboradores a la hora de decidir anticipar su regreso a la capital bonaerense.

Unos 100 efectivos de la Infantería que están de franco de servicio y familiares realizaban una protesta en reclamo de mejoras laborales y salariales frente al edificio de esa fuerza.

Hasta allí se trasladaron funcionarios de la Gobernación bonaerense y el jefe de Policía, Hugo Matzkin, quienes conformaron desde temprano una mesa de diálogo con representantes de la Infantería para llegar a un acuerdo, informó el propio Scioli desde Río de Janeiro, adonde se preparaba para disertar en el encuentro anual que realiza la Fundación Clinton.

Asimismo, el ministro de Seguridad, Alejandro Granados, y su par de Economía, Silvia Batakis, se encontraban reunidos esta noche para tratar este tema y poder solucionarlo.

Los uniformados aclararon que no dejaron de prestar servicio y sólo se encuentran en el cuartel, ubicado entre las calles 59 y 115, los que no estaban abocados a trabajar.

Según señaló Nicolás Masi, secretario general del Sindicato de Policías de la provincia de Buenos Aires (Sipoba), una entidad no reconocida legalmente, los efectivos bonaerenses reclaman «un salario mínimo de 12.500 pesos de bolsillo» y otras mejoras.

Los manifestantes aclararon que se trata de «una protesta» y «no es un acuartelamiento o una toma del lugar», como trascendió en un primer momento. En ese marco, el Gobernador apeló a la «prudencia y responsabilidad de todos los sectores» y confió en que se pueda volver a una situación de «normalidad» a través del diálogo.

«Es importante la prudencia y responsabilidad de todos los sectores cuando faltan dos días para que se cumplan 30 de años de democracia y es importante que podamos transitar esta última parte del año con paz», indicó en diálogo con un grupo de periodistas entre los que estaba Noticias Argentinas.

Al término de una cena que compartió junto al expresidente de los Estados Unidos Bill Clinton y al gobernador carioca, Sérgio Cabral Filho, Scioli recordó las mejoras que se anunciaron el sábado para la Policía Bonaerense y sostuvo que su gobierno siempre estuvo dispuesto a dar «incentivos» para sus integrantes. Rescató que siempre se manejó con «respeto» y espíritu «motivador» ante este tipo de reclamos.

Por otra parte, evitó hacer conjeturas respecto a la situación suscitada en forma simultánea con las policías de distintas provincias desde que se acuarteló la de Córdoba hace unos días.

En tanto, durante la noche del domingo, se producían también autoacuartelamiento de efectivos policiales en Mar del Plata.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA