Aseguran que el Gobierno aumentará por decreto a los docentes nacionales

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El Gobierno definirá esta semana por decreto un aumento salarial en torno al 25 por ciento para los docentes y los gremios de varias provincias ya anticiparon que no iniciarán las clases entre el 26 de febrero y el 5 de marzo como estaba previsto.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, recibirá en el mediodía de este lunes a los gremios con una mejora en la propuesta inicial del 22 por ciento para arribar a una suba de entre 24 y 25 por ciento, cifra que los docentes volverán a rechazar y ratificarán el reclamo por un incremento cercano al 40 por ciento.

La reunión será en la sede porteña del ministerio de Educación y estará encabezada por Capitanich y los ministros de Educación, Alberto Sileoni; de Trabajo, Carlos Tomada, y de Economía, Axel Kicillof; mientras que a los docentes representarán los gremios CTERA, UDA, AMET, SADOP, y CEA.

Según dijeron fuentes oficiales a Noticias Argentinas, la gestión de Cristina Kirchner ya resolvió que en caso de continuar sin acuerdo, el aumento será otorgado por decreto al igual que en 2012 y 2013, definición que genera zozobra entre los trabajadores cuyo sueldo inicial está en los 3.416 pesos, unos 184 pesos por debajo del Salario Mínimo, Vital y Móvil.

El aumento que dará la Nación será la referencia que la mayoría de las provincias tomará para negociar con los gremios, y los gobernadores miran con preocupación las arcas públicas, presionados el aumento generalizado de costos que les provoca la inflación.

El Gobierno de Chaco convocó para este lunes también a los representantes docentes para hacerles una oferta, pero los sindicatos Atech y Federación Sitech ya definieron en asambleas que no iniciarán el ciclo lectivo el miércoles 26 de febrero, además de convocar a un paro por 72 horas.

Suteba, el mayor sindicato docente en territorio bonaerense, resolvió aplicar una medida de fuerza de 48 horas si el gobierno nacional define unilateralmente el aumento salarial como los últimos dos años y no iniciar las clases el 5 de marzo, como lo había dispuesto la administración de Daniel Scioli.

Las autoridades de Buenos Aires se reunirán con los sindicatos locales el martes, pero entre los docentes reina el escepticismo porque el gobierno provincial no se apartaría de lo que marque la Casa Rosada, debido a la complicada situación financiera de arcas bonaerenses.

Los docentes salteños agrupados en el gremio SITEPSA resolvieron continuar con un plan de lucha y aprobaron la adhesión a la jornada nacional de protesta convocada para el 26 de febrero, con una movilización en Salta capital a las 19:00 en las calles Belgrano y Balcarce.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA