Cárcel cordobesa: Encontraron cadenas que habrían sido usadas para torturar presos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Una inspección judicial realizada en una cárcel de Córdoba realizada por el titular de la Procuraduría sobre violencia Institucional, Abel Córdoba, comprobó la existencia de dos camastros de hierro y diecisiete cadenas que serían utilizadas como elementos para ejercer castigos físicos en los internos.

La información, publicada hoy por el matutino porteño Página/12, da cuenta de la inspección realizada por el fiscal Abel Córdoba, titular del nuevo organismo designado por la procuradora Alejandra Gils Garbó en la cárcel de San Martín, del Servicio Penitenciario cordobés.

En la nota se consigna que «en el hospital del penal se comprobó la existencia de dos camastros de hierro y 17 cadenas de unos setenta centímetros cada una», y que esos elementos «eran utilizados para estaquear a los internos cada vez que hacían algún reclamo por las condiciones de detención por malos tratos que recibían durante las requisas», según denunciaron los detenidos.

En declaraciones al matutino, Córdoba ratificó el hallazgo y mencionó que en otras inspecciones como en Mendoza y Chaco «no encontramos elementos de tortura».

«La gravedad de lo que encontramos es indudable hoy, en 2013, como lo sería en 1813», dijo el fiscal al referirse a la Asamblea General Constituyente que hace 200 años abolió la tortura.

Córdoba confirmó al diario que la visita a la cárcel fue realizada con el consentimiento de las autoridades del penal, a pesar de lo cual la ministra de Justicia de la provincia, Graciela Chayep, denunció al fiscal por haber ingresado «irregularmente».

«Para ingresar a una cárcel para hacer una inspección, no se necesita una orden de allanamiento», aclaró Córdoba.

El funcionario explicó que en la cárcel de San Martín recibieron «muchísimos testimonios de detenidos que con mucho temor nos contaron sus padecimientos y hablaron del método que allí se aplica».

«Cuando protestan por alguna razón o hacen planteos ante los guardias, son golpeados y los llevan arrastrando hasta el hospital del penal, donde los amarran con cadenas acamastros de hierro», agregó.

Las cadenas fueron retiradas y entregadas a la Fiscalía Federal de la provincia para que tome intervención en el caso. (Télam).-

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA