Casi 4 mil comensales se sumaron al gran guiso de lentejas

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Tres metros de diámetro y cuarenta centímetros de altura conforman el disco en el que se preparó el exquisito guiso de lentejas que fue consumido por las miles de personas que se hicieron presentes este domingo en la Fiesta Popular que se desarrolló en Plaza Pringles, para conmemorar un nuevo aniversario de la ciudad Capital.

La elaboración de este tradicional plato estuvo a cargo de la Escuela de Cocineros Borja Blázquez, que desplegó aproximadamente 50 personas para la preparación de los ingredientes y la cocción de la comida, entre cocineros y también estudiantes de la institución, tanto de San Luis como otros provenientes de la provincia de San Juan.

Desde el sábado, en las instalaciones que posee esta escuela gastronómica en nuestra ciudad, en Mitre y Lavalle, numerosas personas estuvieron dedicados a la preparación de los ingredientes: 150 kilos de lentejas, 50 de cebolla, 100 de carne, 40 de chorizo colorado, 30 kilos de panceta, papas, ajitos, pimientos y especias, suficientes para obtener aproximadamente 3 mil porciones.

Los profesores responsables del evento fueron Juan Pablo Abdala, Cecilia Longar y María Paula Abdala de San Luis, y Claudio Rosales de San Juan. También participaron alumnos de las dos provincias que no querían perderse la posibilidad de participar del evento, catalogado por los docentes como “un hermoso desafío”. Es la primera vez que la Escuela de Cocina realiza un evento de tamaña envergadura.

El gran disco fue forjado por empleados del Corralón Municipal, abocados a los herrajes pesados. Es de hierro forjado de cuatro milímetros de espesor. En la base tiene un sistema de apoyo que permite desvincular la parte principal del disco (el plato) de la base.

La preparación comenzó el viernes con la “curación” del disco. Por la mañana, los cocineros quemaron y prepararon el disco para que estuviera óptimo para la cocción. El sábado comenzaron a realizar los preparativos de los alimentos que se utilizaron el domingo, en especial la limpieza y el corte de las verduras.

Esta preparación es conocida con la expresión francesa “mise en place” y significa todo puesto en escena o en su lugar.

Dadas las cantidades y las proporciones, se utilizaron utensilios de madera de grandes dimensiones, especialmente confeccionados por empleados municipales.

Desde muy temprano en la mañana del domingo, el “batallón” de cocineros se hizo presente en la esquina de Pringles y Junín, donde ya personal municipal había instalado el inmenso disco de 400 kgs., junto con las garafas y mecheros que abastecerían el fuego necesario para la cocción del megaguiso de lentejas.

La iniciativa del propio intendente, de organizar un almuerzo popular para miles de personas al aire libre, en pleno centro de la ciudad, se vio respaldada por el profesionalismo de los cocineros y el trabajo desplegado por las distintas áreas del gobierno municipal, que hicieron posible la organización de un original e inédito festejo, en el que se unieron la música, el deporte y la gastronomía.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA