Chile y Bolivía someten a un fallo arbitral su diferendo por el paso al mar

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Tras presentar la demanda en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, el canciller boliviano, David Choquehuanca afirmó que el Gobierno chileno «sabe que hay un problema pendiente» y abogó por el diálogo como vía para resolverlo.

El canciller boliviano, David Choquehuanca, destacó que «ahora tenemos un árbitro y se fijarán plazos» para un negociación, en respuesta al Gobierno chileno, que reiteró que no está obligado a discutir un acuerdo con La Paz, y también puntualizó que será el tribunal de La Haya el que decidirá sobre la demanda de recuperar una salida al mar.

La demanda se apoya en «razones jurídicas, políticas, sociales e históricas», según Choquehuanca, quien recordó, citado por la agencia EFE, que la Organización de Estados Americanos (OEA) se pronunció varias veces sobre ese asunto, como las resoluciones emitidas en 1979 y 1983, para favorecer un acuerdo negociado que diera a Bolivia acceso al mar.

Bolivia perdió los 400 kilómetros que tenía su litoral en el Pacífico y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio en la llamada Guerra del Pacífico (1879-1883) a manos de Chile, y luego, en 1904 se fijó los nuevos límites entre los dos países.

«Nunca hemos dejado de reclamar (la salida al mar). En la Constitución se dice que es irrenunciable», afirmó Choquehuanca, quien subrayó la disposición de las autoridades de su país al diálogo con Chile, a pesar de haber tenido que acudir a la justicia internacional.

Bolivia seguirá llevando a las reuniones de la OEA su reivindicación, porque entiende que no es sólo un problema entre su país y Chile, sino que tiene un interés regional.

Como los integrantes de una familia que polemizan y tienen que recurrir a un tercero para arreglarse, así Bolivia acudió a la CIJ frente a Chile, según el canciller, porque «creemos en la Justicia».

Tras la presentación de la demanda por parte de Bolivia corresponde a Chile decidir si acepta la jurisdicción de la CIJ para juzgar el caso en concreto y, en caso afirmativo, deberá nombrar a un agente que se reuniría con el representante boliviano y el propio tribunal para fijar un posible calendario del proceso.

Si Chile se niega a entrar en el caso será el tribunal de La Haya el que decida los siguientes pasos, que incluyen la expresión de posiciones, primero por escrito y luego de modo oral.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA