Como todos los años, parte una nueva misión Argentina hacia la Antártida

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, autorizó la partida de las dotaciones de efectivos a la Antártida, en el marco de la Campaña verano 2013-2014, a la que calificó como un ejemplo de «esfuerzo conjunto y combinado de todas las fuerzas en pos de un objetivo común».

Como todos los años, se movilizan a lo largo del verano cientos de efectivos que van renovando las dotaciones de las seis bases permanentes y de las siete transitorias del continente blanco.

«En la campaña se combinan los esfuerzos de todos. La Antártida en la que estamos presentes desde hace un siglo es para Argentina un objetivo no solo de la Defensa, lo es para el mundo de la investigación y de la ciencia», dijo el ministro.

El acto fue encabezado además por el comandante operacional conjunto, Ricardo Luis Cundom, y el comandante antártico, Edmundo Vives, en la corbeta «Uruguay», que estaba amarrada al Dique 4 del Puerto de Buenos Aires.

Ante una dotación de 300 efectivos que se trasladarán en forma escalonada durante enero, Rossi destacó «el esfuerzo adicional que ponen en las misiones a la Antártida, los que se movilizarán y permanecerán en el lugar, bajo condiciones climáticas adversas y alejados de las familias».

Además, Rossi valoró «el abordaje científico que se desarrolla en las bases», que «demanda de una mirada colaborativa».

Las experiencias de estas misiones «enriquecen la historia de las Fuerzas Armadas», que a futuro deberán tener esa impronta de la «conjuntez, concepto que lejos de negar la singularidad de cada fuerza, las potencia al permitir un trabajo en conjunto», señaló.

Después del acto formal, Vives coincidió en que «el factor común de la campaña es el esfuerzo de todos».

«No solo quiero destacar a los que viajan -200 efectivos para renovar el personal de las bases permanentes y otros 100 para las transitorias-, quiero reconocer el esfuerzo de todos los que acompañan y hacen posible que estas dotaciones cumplan sus misiones», sostuvo Vives.

El jefe de la campaña dijo que «el verano es un aliado para avanzar hacia metas que en invierno son imposibles de lograr. Este año vamos a llegar con el rompehielos a la Base Belgrano II, la más austral de todas», detalló.

El año pasado «el aprovisionamiento de esa base -indicó- fue por aire. Fue la primera vez que se hace una tarea de este tipo en la Antártida, y por eso los países observaron la operatoria y comprobaron que era posible».

«Lógicamente -apuntó- no pudo sacarse basura antártica en esa oportunidad, obligación que nos corresponde por los tratados internacionales».

Pero «esta vez llegaremos a cumplir con esa meta. La tarea de llegar rompiendo el hielo es posible gracias, entre otros, al Servicio Meteorológico de la Armada, que nos da información satelital», indicó.

Vives celebró que Rossi haya ordenado hoy reabrir durante esta campaña «Petrel, una base transitoria que por primera vez se operará en forma conjunta por las distintas fuerzas».

Petrel era una base aeronaval que se abrió a mediados de los `60 y está ubicada «en un lugar privilegiado desde el punto de vista aeronáutico», señaló.

La base, acotó Vives, «es un excelente punto de apoyo para proyectarse hacia el este de la Antártida, área con muy poca actividad y muy pocos países con base en esa parte del continente blanco».

Vives resaltó «el esfuerzo de las familias de los que viajan, de los civiles que trabajan en la provisión de elementos, en las comunicaciones y en la logística desde Buenos Aires».

Participaron del acto el director nacional del Antártico (DNA), Mariano Arnaldo Memolli, y del Instituto Antártico Argentino, Nestor Coria, organismos que en 2003 el gobierno puso en órbita del Ministerio de Relaciones Exteriores.

«En ellos quiero nombrar a los que no viajan pero forman parte de esta misión. Hoy estos organismos integran con su plantel científico, técnico y administrativo un amplio espectro de programas nacionales e internacionales para un mejor conocimiento de la Antártida», explicó Vives.

Rossi, que viajará el 5 y 6 de diciembre a las bases Marambio (donde el 1 de noviembre se realizó el recambio de dotación) y Esperanza, estimó «que el pueblo argentino valora a los hombres y mujeres que participan de esta misión antártica, que el país sostiene desde hace 100 años».

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA