Conmoción en Santa Fe por el femicidio de una militante feminista

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Una militante feminista de 35 años fue hallada asesinada de un golpe en la cabeza en unos pastizales cercanos a la ciudad santafesina de San Jorge y se investiga si antes del crimen fue abusada sexualmente, informaron hoy fuentes policiales.

La víctima fue identificada como María Florencia Gómez Pouillastrou, cuyo cadáver fue encontrado ayer por la tarde en una zona despoblada situada a unos mil metros del mencionado municipio, ubicado a 152 kilómetros al suroeste de la capital de la provincia.

Los voceros de investigación señalaron que el cuerpo fue reconocido por el concejal Lisandro Schiozzi (Partido Comunista), expareja de la víctima y padre de sus dos hijas, quien fue convocado para tal efecto tras sospecharse que se trataba de Gómez Pouillastrou.

Fuentes de la investigación dijeron que la mujer había dejado a sus hijas de 1 y 4 años al cuidado de Schiozzi luego del mediodía.

Ya en la tarde, un grupo de chicos con gomeras que caminaban por la zona rural encontraron el cuerpo entre unos cañaverales, boca abajo, semidesnudo y con una fuerte contusión en el cráneo.

Ante el hallazgo fue convocada la Policía, en este caso de la comisaría 2da. de San Jorge, que preservó el lugar y puso en conocimiento al fiscal Carlos Zoppegni.

El funcionario judicial detalló que el cuerpo de la víctima se encontraba «en el camino detrás de la Empresa Provincial de la Energía» (EPE), y que «ella usualmente iba a caminar por ese lugar», si bien «generalmente lo hacía con amigas».

«Es un camino muy concurrido por personas que hacen footing pero donde fue hallado el cuerpo no es de una visualización normal por alguien que pasa por ese camino», sostuvo Zoppegni, quien añadió: «Criminalística confirmó que fue un homicidio, la causa de muerte fue un fuerte traumatismo de cráneo que puede haber sido producido con una piedra».

Además, el fiscal, quien aguardaba el informe preliminar de la autopsia, agregó que hasta el momento no se hallaron signos que sugieran un intento de defensa por parte de Gómez Pouillastrou, por lo que tanto él y los pesquisas que trabajan en el hecho no descartan que la víctima conocía a la persona que cometió el femicidio.

«Evaluamos que quizás haya habido acceso carnal porque tenía las ropas bajas, aunque no constatamos que haya habido restos de fluidos corporales», explicó Zoppegni en relación a las pruebas recabadas hasta el momento, que ya fueron enviadas a analizar en busca de posibles rastros de ADN que permitan dar con la identidad del autor del femicidio.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA