Controles de Bromatología en comercios

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La Dirección Municipal de Bromatología, en conjunto con otras direcciones, realizó en los últimos días intensos operativos de control de comercios para supervisar el expendio de bebidas alcohólicas, denuncias por ruidos molestos y documentación habilitante, producto de los cuales procedió a realizar numerosas clausuras.

En el marco de los controles nocturnos durante el fin de semana largo y dentro de las actuaciones realizadas, se constataron ciertas irregularidades como venta de bebidas alcohólicas fuera del horario permitido y salones de eventos sin la correspondiente habilitación.

En calle Justo Daract Nº 2190 está ubicada una panadería/rotisería denominada “María del Carmen”, propiedad de María Cabañez. Allí aproximadamente las 03.00 del 22 de diciembre, se constató la venta de bebidas alcohólicas fuera del horario permitido, por lo que se procedió a la clausura preventiva, de acuerdo a la ordenanza municipal vigente.

Los inspectores concurrieron asimismo a calle Constitución y 9 de Julio, donde está situado un salón multiuso perteneciente al Sindicato de Empleados Municipales. Siendo la 01.45 del día 22 de diciembre los inspectores se hicieron presentes ante innumerables denuncias de los vecinos por ruidos molestos. En el domicilio se constató que en el salón se realizaba un evento. Cuando se solicitó la documentación reglamentaria, el señor Edgar Benítez, a cargo del mismo, adujo que no posee documentación alguna para presentar.

Frente a esta irregularidad, los inspectores actuantes procedieron a notificarle que se debía clausurar preventivamente el lugar, negándose a la misma, por lo que se labró la respectiva acta de infracción.

El operativo de control continuó en un salón de eventos ubicado en ruta Nº 147, que pertenece a Vialidad Provincial. A las 02.35 del día 22 de diciembre los inspectores se hicieron presentes ante innumerables denuncias de los vecinos por ruidos molestos. En el domicilio se constató que en el salón se realizaba un evento.

Cuando se solicitó la documentación reglamentaria, Fabián Sosa a cargo del evento, adujo que no poseía documentación alguna para presentar. Por eso los inspectores actuantes procedieron a notificarle que se debía clausurar preventivamente el lugar, negándose a la misma. Por esta razón, también se labró un acta de infracción.

Por otro lado, en calle Avenida Lafinur Nº 780 está ubicado un local comercial rubro despensa, propiedad de Gustavo Martín Camaño. Aproximadamente a las 01.45 del día 24 de diciembre se constató y verificó la venta de bebidas alcohólicas fuera del horario permitido, tal como lo establece la ordenanza municipal en vigencia, razón por la cual también se procedió a la clausura preventiva del local.

Todas las actuaciones, incluidas las negativas a aceptar las clausuras, fueron giradas para su resolución al Juzgado Municipal de Faltas.

“El operativo de nocturnidad se realizó bajo la premisa de prevenir, resguardar y asegurar el buen funcionamiento de los locales nocturnos, en donde el personal de bromatología controló el no ingreso de menores, el cierre de las barras y cierre total a las 06.00, durante los días 21-22-23-24-25. El resultado de este operativo fue positivo ya que se cumplieron con las normativas vigentes”, señalaron desde la Municipalidad.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA