Corea del Norte prepara el lanzamiento de varios misiles

0

El ministro de Exteriores de Corea del Sur, Yun Byung Se, ha confirmado que Corea del Norte podría lanzar «en cualquier momento» un misil Musudan, de alcance medio -entre 3.000 y 4.000 kilómetros- desde su costa oriental. «De acuerdo a la información de Inteligencia obtenida por nosotros y por Estados Unidos, la posibilidad de que Corea del Norte lance un misil balístico en cualquier momento es bastante alta», ha dicho Yun en una audiencia parlamentaria.

El titular de Exteriores ha detallado que se trata de uno de los misiles balísticos Musudan que ya desde la semana pasada se encuentran en la costa este de Corea del Norte y que el régimen comunista todavía no ha probado.

De esta forma, Yun ha confirmado lo revelado ayer por un funcionario estadounidense a la cadena CNN, según el cual Corea del Norte se dispone a lanzar un misil balístico Musudan desde su costa oriental, porque ya le han inyectado el combustible y colocado en una lanzadera.

Fuentes del Gobierno surcoreano han apuntado a la agencia de noticias Yonhap que, en caso de que fallara, podría lanzar varios misiles balísticos Musudan y Nodong -de medio alcance- y Scud -de corto alcance- desde sus costas oriental y occidental.

Todas las versiones coinciden en que el primer lanzamiento podría llevarse a cabo el próximo 15 de abril, para que coincida con la fecha del nacimiento del fundador de la patria norcoreana, Kim Il Sung, abuelo del actual líder norcoreano, Kim Jong Un.
En este contexto, Corea del Sur, Estados Unidos y Japón han desplegado sistemas de defensa aérea y radares para detectar y neutralizar cualquier proyectil dirigido contra su territorio.

Ayuda internacional

Yun ha revelado que el Gobierno surcoreano ha solicitado la colaboración de China y Rusia -los principales aliados de Corea del Norte- para que disuadan al país de llevar a cabo más «provocaciones» que puedan desatar otro conflicto armado en la península coreana.

«Mediante una estrecha coordinación con China y Rusia, el Gobierno ha esta haciendo esfuerzos continuados para persuadir a Corea del Norte de que cambie de actitud», ha explicado a los legisladores surcoreanos.

Además, ha apuntado que «mantiene un alto nivel de coordinación con Estados Unidos para responder a cualquier provocación procedente de Corea del Norte». El próximo viernes, Yun se reunirá con su homólogo estadounidense, John Kerry, en Seúl.
Pyongyang glorifica a su líder entre el temor a una prueba de misiles
Corea del Norte ensalzó hoy a Kim Jong-un en el primer aniversario de su elección como secretario del Partido de los Trabajadores, mientras Corea del Sur y EEUU permanecieron atentos ante la posibilidad de que el régimen comunista realice una prueba de misiles.

Muchos analistas temían que Pyongyang realizara hoy una prueba de misiles con motivo del aniversario de Kim al frente del partido único, en un ambiente regional marcado por la incertidumbre en torno a la fecha del posible lanzamiento.

El nerviosismo marcó las primeras horas del día cuando el Ministerio de Defensa del vecino Japón reveló que unas imágenes tomadas por satélite indicaban que una plataforma de lanzamiento de misiles norcoreana se había colocado en posición vertical, lo que apuntaba al final de los preparativos para un inminente disparo.

Sin embargo, Pyongyang puede estar tratando de confundir y hastiar a los servicios de inteligencia extranjeros en lo que respecta a la fecha de la prueba mediante maniobras de distracción, como el transportar repetidamente sus misiles dentro y fuera de un hangar, según explicó una autoridad del Gobierno de Corea del Sur.

«Estado de guerra»
En las últimas semanas, el Gobierno de Kim Jong Un ha declarado el «estado de guerra» en la península coreana y ha amenazado con atacar las bases militares que Estados Unidos posee en las islas de Hawai y Guam y en Japón.

En este sentido, ya ha notificado «formalmente» a la Casa Blanca que ha «ratificado» el posible lanzamiento de un ataque «sin compasión» contra objetivos estadounidenses, incluido un «ataque nuclear diversificado».

El régimen comunista ha atribuido todas estas medidas a las amenazas proferidas por Corea del Sur y Estados Unidos, con las que «han rebasado los límites», pasando de «la fase de la amenaza y el chantaje a la temeraria fase de guerra actual».

Estos movimientos se enmarcan en la escalada de tensión regional, que comenzó el año pasado, con los lanzamientos de cohetes de largo alcance de abril y diciembre, y que ha continuado en 2013, con la prueba nuclear del pasado 12 de febrero, por parte de Corea del Norte.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha condenado estas acciones, al considerar que violan las resoluciones que prohíben a Corea del Norte desarrollar y usar tecnología nuclear y de misiles balísticos.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA