Crece la demanda de familias que quieren acceder a una parcela de tierra para producir verduras

0

Desde que el Gobierno de San Luis puso en marcha el plan “Parcelas Hortícolas” y entregó tierras a 12 grupos de la comunidad boliviana, varias familias puntanas se interesaron por la iniciativa  y se anotar para tener su espacio y  también producir verduras.

De hecho la semana pasada, 16 familias de San Luis visitaron el predio de Sol Puntano y empezaron los trámites para acceder al programa.

“Los futuros horticultores escucharon las condiciones establecidas para embarcarse en estos emprendimientos y recorrieron las parcelas donde las familias bolivianas empezaron con varios cultivos, entre ellos el ajo que ya muestra sus primeras hojas”, indicaron desde el Gobierno.

Miguel Lombardi, jefe del subprograma Sol Puntano, se mostró muy entusiasmado por la enorme repercusión que alcanzó este Plan desde que el Gobernador convocó a producir hortalizas para que haya trabajo genuino en la producción y baje el precio de estos productos en la provincia.

Estas nuevas 16 familias quieren replicar el proyecto que se lleva adelante con la comunidad boliviana, donde cada familia recibe una hectárea de tierra con todos los insumos, incluido un sistema de riego por goteo y semillas de estación, con la condición de que produzcan hortalizas.

“Queremos que crezca el mercado de verduras frescas producidas en la provincia, porque mejora el precio y la calidad y porque aquí producimos con métodos agroecológicos en el manejo de plagas”, explicó Lombardi.

Dijo que también este entusiasmo aún se extiende, como en Villa Mercedes, donde hay 18 familias bolivianas y unos 12 productores locales que quieren sumarse a este proyecto. Al mismo tiempo, están avanzadas las gestiones para que estas producciones se realicen en la escuela agrotécnica de esa ciudad.

La demanda ya alcanzó a la Villa de Merlo, Quines, Candelaria y el Valle del Conlara sobre un total de 70 hectáreas. “Para cubrir toda la demanda de verduras de la provincia necesitamos entre 800 y mil hectáreas en producción. Ya tenemos el 10 % de esa superficie”, detalló el funcionario.

Lombardi recordó que Alberto Rodríguez Saá y el ministro de Medio Ambiente, Campo y Producción, Cristian Moleker, le plantearon como un objetivo a mediano plazo contemplar la construcción de un mercado concentrador para darle salida formal a estas producciones.

Un mercado concentrador tiene tres patas, según dijo: una es el verdulero que vende al público, otra es el mayorista que importa las frutas y hortalizas que no se pueden producir localmente, y el productor.

“Sin el productor no tenemos mercado concentrador y por ello estamos creando la tercera pata del mercado, lo que va a generar precios transparentes cuando esté funcionando, porque el productor es el que termina fijando el precio, que será menor al del mayorista que trae mercadería de otras provincias”, señaló Lombardi.

Share.
SELECCIONÁ IDIOMA