Decomisaron más de una tonelada de pollo por falta de documentación

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La Dirección Municipal de Bromatología procedió a destruir más de una tonelada de pollo del supermercado Vea que ingresó a la ciudad de San Luis, cuyos certificados sanitarios se encontraban vencidos.

“Como indican las normas vigentes, todo transporte que traslada o se moviliza con Sustancias Alimenticias tiene que hacer su paso previo por el Control de Casilla Sanitaria Municipal, que funciona en el edificio de la Ex Estaciones de trenes”, señalaron desde la Comuna.

“Inspectores que se encontraban desarrollando sus tareas, detectaron al momento de efectuar la correspondiente inspección, un vehículo (Camión) Mercedes Benz, perteneciente a la firma Jumbo Retail Argentina S.A. (Vea), el cual transportaba pollos trozados y pollos enteros eviscerados, comprobando que no presentaba los certificados sanitarios (SENASA), como así tampoco fecha de elaboración y vencimiento, faltando además fecha de faena, que son datos obligatorios para determinar características, procedencia de la mercadería y cumplimiento de las normas establecidas en el Código Alimentario Argentino (C.A.A.)”, indicaron.

Por estas irregularidades y teniendo en cuenta que la firma transportadora de mercadería había reincidido en otras oportunidades en esta falencia, se procedió a la intervención de la mercadería en cuestión, bajo Actas Nº 4445-4446-4447, por una cantidad aproximada de 6.500 kg (seis mil quinientos kilogramos) los que fueron depositados en una cámara frigorífica, a la espera del dictamen del Juzgado de Faltas Municipal.

Posteriormente se recibe el oficio Nº 854-JFM-13 en el Área Bromatología, donde el Juez de Faltas ordena se proceda a la devolución de la mercadería si las condiciones organolépticas eran aptas.

La respuesta del mismo fue negativa ya que no se podía dar fe de los caracteres organolépticos, puesto que no presentaban certificados sanitarios (SENASA) correspondientes, en donde estuviesen declarado los datos obligatorios que carecían en la documentación anterior.

El Juzgado de Faltas envía nuevamente otro oficio, el Nº 855-JFM-13, en donde se especifica: “En consecuencia procédase al LEVANTAMIENTO DE LA INTERVENCION de la mercadería que dan cuenta en actas Nº 4445-4446-4447 de fecha 28 de Octubre de 2013 si las condiciones organolépticas lo permiten”.

En este segundo oficio se da cuenta de la existencia de certificados de SENASA presentados por la firma ante el Juzgado, no a la Dirección de Bromatología, y dos solicitudes de Permiso de Transito (declaración jurada del frigorífico) de los pollos, en donde se especificaban las fechas de elaboración, vencimiento y faena de la mercadería.

Es por ello que se realiza la devolución de 5.000 kg (cinco mil kilogramos) de pollos que constan en Solicitud de certificado Sanitario Nº 0003287 (en aptitud) y se procede a la destrucción de otros 1.500 kilogramos que tenían el certificado de transito de SENASA vencido, en el Centro de Disposición Final (CDF), con fecha 11/11/13.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA