Dos muertos en distintos intentos de robo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La Policía investiga la muerte de un joven cuyo cuerpo está en la morgue del hospital San Luis. Se llamaba Víctor Darío Ibarra, tenía 24 años de edad y vivía en la calle San Juan del barrio Pueblo Nuevo.

La crónica de los hechos indica que este domingo a las 01:30, Ibarra habría estado con su novia menor de edad en la plazoleta de la Virgen Desatanudos, que se ubica en el barrio 140 Viviendas, donde confluyen la colectora de la Ruta Nacional 147 y la avenida del Peregrino, en el noreste capitalino.

Dos hombres jóvenes que cubrían sus rostros le habrían exigido la entrega de una motocicleta 150 cc de color negro en la cual Ibarra andaba.

Ibarra se habría resistido a dársela y le habría dicho a su novia que se retirara del lugar.

Los delincuentes le habrían disparado a la altura del pecho y llevado la moto.

El joven damnificado fue llevado al hospital San Luis y habría ingresado con vida a las 01:45, pero fallecido a los pocos minutos.

La División Homicidios tiene a cargo las actuaciones e interviene el Juzgado del Crimen N°3

Por otro hecho, Rubén Ismael Morcón, falleció este lunes en el Hospital San Luis que habría sido golpeado por un grupo de jóvenes que le robó la moto. El episodio ocurrió en el barrio 1º de Mayo.

La víctima fue agredida por un grupo de chicos que lo hirieron de dos puñaladas y lo golpearon en la cabeza. Tenía 20 años y era vecino del barrio 1 de Mayo, lugar donde en la madrugada del sábado ocurrió el confuso episodio que le costó la vida.

Según fuentes policiales, el padre de la víctima, Rodolfo Rubén Morcón, contó que a su hijo le robaron la moto y fue en busca de los responsables para recuperarla.

Fuentes policiales señalaron que el joven habría recibido dos puñaladas, una en el abdomen y otra en la nuca, cuando le intentaron robar la moto, y que luego habría recibido un fuerte golpe en la cabeza, que le provocó un hundimiento de cráneo, cuando habría intentado recuperarla.

Nogolí: Investigan la lesión de un joven con un arma de fuego.
El incidente se registró anoche, cerca de las 20:50 aproximadamente y tuvo lugar en la plaza del pueblo.

Un grupo de jóvenes se encontraba conversando en la esquina de San Martín y Pringles, y sobre la plaza Juan W Gez.

La reunión habría estado amenizada por la ingesta de bebidas alcohólicas.

Carlos Agustín Quevedo de 20 años alias “el cordobés”, habría discutido primeramente y luego se habría agredido mutuamente con José Luis Quiroga, de 27 años de edad, por un problema personal.

En esas circunstancias, Quevedo extrae de entre sus prendas de vestir una pistola calibre 22 mm.
El primer disparo lo realiza Quevedo a la pierna izquierda de Quiroga y luego efectúa varios al aire.

Los otros jóvenes, cuyo número llegaría a la media docena, lo recuden cuando el agresor intenta huir.

Quevedo y Quiroga fueron llevados primero al Centro de Salud local y luego derivados al hospital San Luis.

Quiroga fue dado de alta la madrugada de hoy y Quevedo aún está internado con custodia policial.

San Luis: Tres menores de 17 años de edad están internados en el hospital San Luis

Uno de ellos presenta desfiguración de rostro causado por golpes de puño y puntapiés. Vive en el barrio El Progreso. Habría agredido a los dos restantes con un arma blanca.

En tanto que de los otros dos, uno tiene heridas de arma blanca en ambas piernas y vive en el barrio El Hornero.

El tercero, vive en el barrio Lucas Rodriguez. Presenta dos heridas punzo cortante en el abdomen. Está en Terapia Intensiva del hospital San Luis.

De acuerdo a lo que se ha podido establecer hasta el momento el incidente se habría registrado este lunes cerca de las 06:16 sobre la Ruta Provincial N° 19 en inmediaciones del Servicio Penitenciario Provincial.

Los dos menores agredidos, habrían venido caminando junto a otras menores por la Ruta 19. Habían estado en una fiesta familiar o de promociones en una casa quinta ubicada en las inmediaciones.
Cuando éstos caminaban por la Ruta 19, el menor de 17 años que vive en el barrio El Progreso, junto a una media docena de menores más, le habrían recriminado el hecho de andar por el lugar.

Se genera un disturbio al extraer el menor de 17 años del barrio El Progreso, un arma blanca, pero sus propios vecinos lo habrían dejado solo.

Esta situación habría sido aprovechada por los dos menores agredidos.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA