Dramático: Unicef advirtió que habrá 9,7 millones de niños hambrientos en África antes de que termine el año

0

La agencia de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advirtió este miércoles que antes de que finalice el año cerca de 9,7 millones de niños quedarán expuestos al hambre en África central y occidental.

Actualmente 8,1 millones de pequeños están expuestos a la malnutrición por la pobreza omnipresente, los sistemas sanitarios inadecuados, los desórdenes sociales, los conflictos armados, las guerras civiles y los impactos nocivos del cambio climático, según informó la agencia ANSA.

Por ello Unicef lanzó una campaña de recolección de fondos titulada «Nutrition now» que invita a actuar rápido.

El 60% de los niños que nacen hoy en el Sahel, sufren malnutrición aguda y deben superar múltiples obstáculos para sobrevivir y crecer.

En particular, en el curso de los primeros años de vida deben resistir a una alimentación inadecuada a su edad, un acceso limitado si no inexistente a las curaciones, la falta de agua limpia y a la escasez de estructuras higiénico-sanitarias.

Unicef recordó que la malnutrición puede ser fatal en niños por debajo de los 5 años de edad y que en estas zonas un niño de cada tres tiene graves problemas de crecimiento.

Y la situación en el Sahel no está destinada a mejorar a causa de las medidas adoptadas para contener a la Covid-19 y la crisis socio-económica causada por la pandemia que exacerbó la malnutrición infantil.

Es por ello que para la agencia de la ONU es un enorme desafío que puede vencerse solo si se actúa rápido y afrontando las causas profundas de la malnutrición mediante financiamientos seguros y la puesta en marcha de programas que refuercen las comunidades, las familias y los servicios sanitarios.

«La lucha contra desnutrición exige un enfoque integral -declaró Marie-Pierre Poirier, directora Unicef para África occidental y central- que construya puentes entre la urgencia y las soluciones a largo plazo».

Por tanto, se debe invertir en la nutrición materna, en los adolescentes y en los niños pequeños apoyando y promoviendo la lactancia, el acceso a los servicios esenciales y dietas sanas y equilibradas para prevenir la desnutrición.

Además el apoyo a planteamientos innovadores y desarrollo de servicios para el diagnóstico precoz y el tratamiento de la malnutrición aguda grave en niños pequeños.

Unicef propone extender la protección social para facilitar el acceso a programas y servicios nutricionales esenciales para los más vulnerables y potenciar las comunidades para hacerlas más resilientes. (Télam)

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA