El “casco viejo” de la capital puntana tiene 467 inmuebles y fachadas de interés histórico

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

San Luis es una de las ciudades más históricas de Argentina y por lo tanto hay mucho patrimonio para preservar tanto en el plano cultural como edilicio, porque hay muchas construcciones que forman parte de esas huellas del pasado que le dan identidad a la capital puntana.

Esta semana desde la Municipalidad de San Luis informaron que el primer trabajo de relevamiento realizado por la Coordinación General de Patrimonio Histórico y Cultural del Casco Viejo de la Ciudad arrojó un total de 467 inmuebles, fachas y vestigios con interés histórico-arquitectónico en la ciudad.

“Nosotros al no contar con antecedentes hemos dado el puntapié inicial y hemos comenzado por relevar las 189 manzanas que componen el casco viejo. Ese ha sido el espacio seleccionado, y dentro de éste se ha comenzado por los inmuebles histórico-arquitectónicos. Esa es una parte que viene a representar entre un 5% y un 10% del patrimonio. De ahí en más, esta gestión y las venideras tienen una labor ingente, esta es una labor de años”, dijo Lis Claverie, Coordinadora General.

El trabajo del área es realizado por dos historiadores, Guillermo Genini y Omar Samper, y la arquitecta Pilar Olivera Aguirre, bajo la coordinación de Lis Claverie, abogada y gestora de Patrimonio.

El casco viejo de la ciudad de San Luis fue definido por un decreto del Poder Ejecutivo y comprende el espacio delimitado por las avenidas España, Juan Domingo Perón, Juan Gilberto Funes y Lafinur. “Es un espacio diferenciado, con un status específico común que guarda la memoria de un pueblo porque todos los habitantes de la ciudad de San Luis transitamos por este espacio aunque vivamos en el barrio más alejado”, expresó Claverie.

“Los bienes patrimoniales no sólo son bienes inmuebles sino que también hay documentos, esculturas, sepulcros, paisaje natural, material de archivo, mapas, obras literarias. El concepto de patrimonio cultural de un pueblo, de una comunidad, es un concepto muy amplio, compuesto una innumerable cantidad de bienes. Los criterios para considerarlos como patrimonio tienen una base común universal y luego hay otros criterios particulares definidos por cada comunidad y por su propia historia. No hay una tabulación estricta porque, por ejemplo, no es lo mismo el norte de la Argentina, que el sur o el centro o Cuyo”, agregó.

Claverie explicó que en caso de San Luis, para inmuebles públicos se tuvo en cuenta la historia, la antigüedad, el estilo arquitectónico, la singularidad de los edificios, la importancia, la trascendencia en la vida sociocultural y educativa de la comunidad. En cuanto a inmuebles privados se ha tenido en cuenta privilegiar edificios que nos identifican como comunidad.

“San Luis es una ciudad española y, lamentablemente, de la época colonial es muy poco lo que queda en pie. Sí hay muchos edificios que tienen que ver con la arquitectura italianizante que nos identifica porque corresponde a una época de gran inmigración de 1900 a 1915 y quienes mayor impronta dejaron en la arquitectura fueron los italianos.  Esos edificios son los que vemos especialmente en el Casco Viejo. También hay algunos ejemplares que no constituyen una mayoría, un volumen importante, pero los hemos incluido por tener cierta singularidad, como arquitectura Art Decó y algo de arquitectura alemana”, detalló.

La continuidad de este trabajo se abocará a 150 inmuebles, fachadas o vestigios de los 467 relevados, a fin de elaborar reseñas históricas y buscar una Declaración de Bien Patrimonial. “Estamos siguiendo los pasos fijados por la ordenanza 801 de Patrimonio Cultural de la ciudad, aprobada por unanimidad en mayo de este año, y que exige tener un registro matriz”. Este registro esta materializado en fichas de cada uno de los inmuebles, disponibles para consulta en la Web de la Municipalidad de San Luis. Cada ficha da cuenta de la ubicación del inmueble, el geoposicionamiento satelital, tomas fotográficas generales y en detalle, datos catastrales, categorización del bien, su estilo arquitectónico y su estado de conservación.

“Hay gente en San Luis que cree que se ha destruido todo y yo les digo que no, que tenemos 467 inmuebles en pie y de esos, 150 para ser reseñados y declarados como bienes patrimoniales. Esto no quita que el propio Casco Viejo pueda ser declarado de interés patrimonial, toda el área en conjunto”.

“Esta es un área de trabajo silenciosa. En esta etapa no hay acciones visibles para la comunidad porque estamos en trabajo de identificación, sin eso no podemos hacer puesta en valor, ni restauración ni promoción turística y cultural. Un área de Patrimonio, además de identificar, tiene como función la protección del mismo, en el aspecto jurídico y material, presentarlo a los ciudadanos, y sobre todos asumir transmisión a las generaciones futuras, basada en el principio de solidaridad generacional”, concluyó Claverie.

Fuente Prensa Municipalidad de San Luis

Compartir.