El desafío de los periodistas: volvernos más ciudadanos para darle un sentido social a la información

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Me resisto a creer que las nuevas tecnologías aplicadas a la comunicación y las redes sociales atentan contra el trabajo periodístico. Estoy convencida que la gente cuando quiere informarse y saber la verdad busca refugiarse en el periodismo. Pero he aquí el problema: la agenda de temas que pretendemos instalar los medios o los periodistas está en una sintonía distinta a la que maneja la sociedad.

Traducido.  Hablamos y escribimos cientos de miles de caracteres sobre temas que no forman parte del interés o demanda colectiva o individual de los ciudadanos. Esto genera un vacío que generalmente es llenado por el tráfico informativo no profesional que se dispara en las redes.

Los periodistas y las empresas mediáticas, entonces, estamos parados frente a un dilema gigante: Seguimos informando desde nuestras “bitácoras”  y de allí intentar formar opinión o damos un giro para recoger la necesidad informativa de la comunidad e imprimirle a la noticia o información un sentido social. El mismo hecho noticioso pero con los ojos puestos en lo social. Y abordarlo desde la solución y no del problema.

La especialista en medios, académica y escritora, Adriana Amado, pone luz sobre estas cuestiones con sus valoraciones y datos probados de cómo funciona este fenómeno.

Esta tarde dio un  taller en el Auditorio de OSDE de Avenida Illia de la ciudad de San Luis.

Ante periodistas, docentes universitarios, profesionales de medios y estudiantes, presentó su conferencia que  tituló “Información con impacto social, periodismo de soluciones y agenda ciudadana”.

Amado, con ejemplos prácticos de la actualidad demostró esta disociación entre el interés de la gente y lo que ofrecen los medios al público.

Una de las situaciones más gráficas es lo que pasó en los últimos días con la corrida cambiaria y la suba del dólar. Esa crisis copó por completo la agenda mediática. Sin embargo la enorme mayoría de la gente no tenía interés en esta información, porque simplemente no tenía dólares.

Todo fue color verde en pantallas de TV, internet, redes, radios y gráfica. Pero la noticia no midió en términos de rating. O sea, la gente, aunque preocupada por la crisis, en materia informativa no “compró” lo que le estaban “vendiendo”.

Sobre este tema, claramente el ciudadano captó la atención cuando la noticia no era precio del dólar, sino que efectos podría tener en su bolsillo personal este incremento de la moneda extranjera.

Los conocimientos que compartió Amado hicieron el encuentro muy productivo y enriquecedor que ayudará a mejorar, y hasta cambiar, la lógica con la que se trabaja diariamente. Nos aportó datos y herramientas para poder dar ese giro social.

La coordinación de la jornada en San Luis estuvo a cargo del periodista y docente universitario, Pablo Oro; Verónica Longo, Secretaria de Posgrado de la Facultad de Ciencias Humanas y Mónica Martín.

El soporte institucional fue de la Facultad de Ciencias Humanas y la Maestría en Comunicación Institucional de esa casa de altos estudios.

Yamila Fernández

Compartir.