El Gobernador se reúne con Lorenzetti porque gobierno nacional no acata un fallo donde fue condenado a pagarle a San Luis

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

 

El gobernador, Alberto Rodríguez Saá, se reunirá mañana a la tarde con el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti.

Hace más de 2 años la Corte Suprema condenó al Estado nacional a pagar una deuda que mantenía con San Luis, por una suma que si se la actualiza rondaría los 20 mil millones de pesos.

“Desde aquel momento, el presidente Mauricio Macri y su equipo de ministros han hecho oídos sordos a los múltiples pedidos de audiencia que San Luis les solicitó, incumpliendo así con una orden dictada por la máxima autoridad en impartir justicia en el país”, indicaron esta tarde desde Terrazas del Portezuelo a través de la Agencia de Noticias.

Según recordaron desde el Gobierno local, el 17 de abril de 2017, se enviaron dos notas a los ministros Nicolás Dujovne y Rogelio Frigerio solicitando que abonaran los $12.000.000.000 que ellos reconocían adeudar a la Provincia por los dos juicios con sentencia desde el 24/11/2015, y que luego la Corte Suprema dirimiera la diferencia con la liquidación sanluiseña, que ascendía a $15.000.000.000 (montos a febrero de 2017). Se les solicitó audiencia a efectos de acordar la forma de pago y jamás hubo respuesta. El 26 de abril, ante el silencio de ambos ministros, la Provincia nuevamente envió notas a los ministros Dujovne y Frigerio, reiterativas de las anteriores. Tampoco hubo respuesta hasta la actualidad.

La Provincia, representada por su gobernador, Alberto Rodríguez Saá, junto su Gabinete, al ver esta discriminación acudió nuevamente a la Corte, para explicarle el fracaso del diálogo y pidió que se citara a audiencia a las partes, con citación del jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña. La Corte resolvió -recién el 10 de octubre- requerir a las partes que se pusieran de acuerdo en 30 días sobre el monto de la deuda de ambos juicios.

Dos días después de la resolución de la Corte, el Gobierno puntano mandó notas al presidente de la Nación, Mauricio Macri, al jefe de Gabinete, a los ministros Rogelio Frigerio y Nicolás Dujovne, solicitando el diálogo para acordar el monto de la deuda y jamás hubo respuesta. Continuó la actitud de oídos sordos y la desobediencia a lo que ordenaba la Corte Suprema.

En el transcurro de ese lapso, el Gobierno nacional le propuso a la provincia que sí firmaba el Consenso Fiscal le daría $2 mil millones, una decima parte de los fondos ganados en los juicios que aún no han sido pagados. Vale aclarar que ese pago sería en bonos por 10 años, es decir, $200 millones por año. Esto no fue aceptado por la Provincia.

El viernes pasado, venció el plazo judicial de los 30 días otorgados por la Corte y la Provincia ya informó al Tribunal que a pesar del esfuerzo por instar el diálogo y de los pedidos formales de audiencia, no tuvo ninguna respuesta.

Ese mismo día, el mandatario puntano pidió una audiencia con el presidente de la Suprema Corte, Ricardo Lorenzetti, quien respondió favorablemente y lo recibirá mañana a la tarde. “Tengo expectativa, siempre optimista y positivo. Porque pienso que sí tenemos un plan de pago me da seguridad en las inversiones. Estamos deseosos de tener un plan de pago”, señaló Alberto Rodríguez Saá.

Ahora, la Corte Suprema de Justicia debe resolver qué tipo de tasa se utilizará para definir el monto de la deuda: San Luis pidió la tasa activa (daría 20 mil millones de pesos), mientras que la Nación la pasiva (cerca de 17 mil millones de pesos).

Luego, empezará a correr un plazo de 120 días para definir entre las partes la forma de pago.

Compartir.