El gobierno nacional dispuso que unos 5 mil agentes de Policía Federal, PSA, Gendarmería y Prefectura pasen por el “Detector de Mentiras”

0

El Ministerio de Seguridad de la Nación resolvió que al menos 5 mil integrantes de la Policía Federal, Policía de Seguridad Aeroportuaria, Gendarmería y Prefectura que quieran integrar grupos especiales deberán pasar por un detector de mentiras.

En el sector privado, empresas que quieren atrapar a algún empleado infiel o hacer una selección para un puesto sensible, organismos de inteligencia en busca de espías, sospechas de «cuernos» en el matrimonio. Todos integran la lista de sujetos que suelen recurrir a la prueba del polígrafo.

Desde hace unos meses, el Ministerio de Seguridad de la Nación se sumó oficialmente a esa lista. A través de la resolución 540/2018, Patricia Bullrich creó la Unidad de Pruebas de Polígrafo que depende de la Dirección de Prevención de la Corrupción y Ejecución de Pruebas de Integridad.

«En junio comenzamos con las capacitaciones y ya se compraron cuatro polígrafos. Esta será una prueba voluntaria a la que solo deberán someterse los agentes federales que quieran integrar grupos especiales, como lo que luchan contra el narcotráfico, por ejemplo», explica Daniel Arabia, jefe de la Dirección, en una nota que publica Clarín esta mañana.

Según ese matutino, Arabia es un convencido de la utilidad del «detector de mentiras» para hacer una selección de personal, aunque siempre acompañado de controles toxicológicos y el análisis de las declaraciones patrimoniales de los aspirantes.

Su cálculo es que en los próximos meses unos 5000 agentes, entre miembros de la Federal, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), la Gendarmería y la Prefectura, pasarán por el polígrafo.

El examen que se usará en las salas poligráficas del Ministerio se llama «de relato libre» y consiste en dejar hablar al examinado a partir de una pregunta disparadora que puede no tener que ver con el objetivo laboral del entrevistado. Como la máquina no hace todo sola se mandó a capacitar a 11 poligrafistas que -por protocolo- no pueden realizar más de 3 o 4 pruebas por día.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA