El gobierno provincial proyectó un presupuesto de más de 39 mil millones de pesos para 2019

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La Ejecutivo provincial entregó ayer a la legislatura provincial una ampliación del proyecto de presupuesto 2019 que prevé  un cálculo de gastos y recursos de $39.102.620.285 y fue confeccionado – admitido expresamente por el Gobierno- “con lápiz negro” porque evidentemente podrá sufrir modificaciones en función de la crisis económica nacional y los vaivenes políticos que padece Argentina.

La ministra de Hacienda, Natalia Zabala Chacur, entregó personalmente en diputados el texto de esta previsión económica para el año próximo.

El presidente de la Cámara de Diputados, Carmelo Mirábile, la recibió en el Bloque Frente Unidad Justicialista junto con los legisladores de las distintas bancadas.

“Tal como dijimos el pasado 30 de agosto cuando remitimos el presupuesto para dar cumplimiento a lo establecido en la Constitución provincial, en virtud de la poca información, casi nula diríamos mejor, que teníamos en cuanto a las variables macroeconómicas nacionales, remitimos un proyecto de presupuesto que estaba sujeto a ser modificado cuando el presupuesto nacional estuviera presentado ya con las variables macroeconómicas que van a regir para el 2019, más ciertas o lógicas y próximas a la realidad”, expresó la ministra.

“En ese sentido, apenas se dio a conocer el presupuesto nacional, inmediatamente nos pusimos a estudiarlo, lo analizamos en profundidad y en función de ello, pudimos elaborar un presupuesto provincial acorde a la realidad del presupuesto nacional que no quiere decir que va a ser en definitiva, lo que va a suceder el año que viene”, aclaró.

 “En un marco de cautela, decidimos ampliar el presupuesto en un 18% porque sabíamos que estaban tratando con el Fondo. Vamos a usar el fondo anticrisis: más de $1.200 millones van a ser utilizados y es la única provincia que tiene una reserva de esta naturaleza, y su destino será la obra pública”, anticipó.

 “La utilización del fondo anticrisis es para dar cumplimiento a la Ley de Presupuesto Permanente y poder cumplir con el 50% y 50%, es decir gastos corrientes y gastos de capital. En ese sentido, era necesario utilizar esos recursos y además estamos en épocas de crisis, entonces los recursos se ven disminuidos y los precios, aumentados”, explicó.

La titular de la cartera de Hacienda Pública enumeró algunas de las situaciones producidas por las “erradas políticas económicas nacionales que fueron en detrimento de las inversiones destinadas a la producción de bienes y servicios” y mencionó el cierre de fábricas, industrias y comercios, a la contracción económica (recesión), a la escalada de la inflación, pérdida de los pequeños y medianos productores y/o emprendedores, total abandono de las políticas sociales y caída del salario real desde el 2016 en un 17% el público y 13% el privado.

Dijo que en “San Luis el salario real aumentó desde el 2016 hasta la fecha en un 17,47% (gestión anterior caída del salario real en un 12,30%)”. Sobre el aumento de la pobreza, la ministra señaló que en San Luis ocurrió todo lo contrario, con una caída de 5,9 puntos. Acerca de la desocupación citó que el índice nacional fue del 9,6%, en cambio en San Luis sólo alcanzó al 3,3%. También destacó que “el 100% de los beneficiarios del Plan de Inclusión Social y pasantes pasaron a ser empleados públicos, los cuales durante la gestión anterior fueron postergados”.

“Ante la imprevisibilidad de precios y no saber cuál va a ser la inflación, porque hablamos de una inflación promedio de un 34% y una inflación en diciembre del 23% -que todo el mundo duda de que sea así- para garantizar el 50% y 50%, consideramos oportuno incluir el fondo anticrisis. Si después no es necesario usarlo, volverá a ser parte del fondo anticrisis”.

Acerca de la reacción de los legisladores en el recinto, la ministra aseguró que no hubo ningún problema: “Nosotros hablamos del presupuesto nacional, que es lo que nos sirvió de base para el presupuesto provincial. Creo que el presupuesto provincial es real, entiendo que son conscientes y coherentes”, consideró.

Zabala Chacur enfatizó que “es un presupuesto equilibrado, por lo cual no prevé endeudamiento del Estado provincial y no contempla el pago de la deuda que el Gobierno nacional mantiene (con sentencia firme de la SCJ desde el 24 de noviembre de 2015) con el Estado de la Provincia de San Luis”.

“Es totalmente racional. Más aún: considerando que el presupuesto nacional presentado por legisladores en su mayoría de Cambiemos, es un presupuesto bastante complejo y a mi entender, no muy agradable. Creo que el presupuesto provincial estaría más que justificado: es muy prolijo al lado del otro, y no prevé ninguna cosa extraña ni nada fuera de lo que estamos acostumbrados los puntanos”, agregó.

Fuente Agencia de Noticias

Compartir.