El juez citó otra vez a Rosendo, el senador acusado de violencia de género y robo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El juez Penal 2 de Villa Mercedes, Leandro Estrada, tiene luz verde para avanzar en la investigación sobre una serie de denuncias graves contra el senador provincial, Ariel Rosendo, quien está acusado de al menos tres delitos: Robo, violación de una medida de restricción (impuesta ante una presentación por violencia de género) y desobediencia del aislamiento obligatorio por la pandemia de coronavirus.

Ayer, la Cámara Penal 1 de esa ciudad confirmó la continuidad de Estrada al frente del caso tras haber sido recusado por la defensa de Rosendo alegando un “prejuzgamiento por parte del magistrado”.

Tras esa decisión del tribunal de alzada, Estrada resolvió llamar otra vez a indagatoria al legislador para este lunes.

El Juez, además de indagar quiere detener a Rosendo, pero no puede porque al ser senador tiene inmunidad de arresto. En el inicio del proceso pidió a la Cámara de Senadores el desafuero, pero la solicitud fue rechazada.

La denuncia señala que el lunes 18 de mayo, Rosendo llegó a la casa de calle Italia Nº426 de Villa Mercedes, pese que tenía una orden de restricción y se llevó distintos elementos, muchos de ellos incluso propiedad de SMATA.

En ese domicilio vive Ivana Massimino, la ex pareja del senador y quien lo ha denunciado por violencia de género en reiteradas oportunidades. De hecho la perimetral tiene origen en esas presentaciones policiales y judiciales.

Las cámaras de seguridad sitúan a Rosendo en la escena del robo junto a otras personas violentando la puerta de acceso, vulnerando el sistema de alarmas y cargando en una camioneta varios bienes que estaban en ese inmueble.

Rosendo, cada vez más sólo

Leticia Latini, la abogada que patrocina a Ivana Massimino, especuló anoche con la posibilidad de Rosendo no se presente para intentar dilatar aún el proceso judicial.

De todos modos en el terreno político el senador por el Departamento Pedernera está cada día más aislado mientras crece el escandalo a su alrededor.

Si bien en el Senado, de manera formal, por ahora no se habla sobre la posibilidad de avanzar en un desafuero, lo cierto es que hay consenso interno para retirarle el apoyo y esperar ver cómo sigue el proceso en la Justicia.

En paralelo a ese trámite, desde todos los espacios políticos piden al legislador que renuncie. También voces del oficialismo provincial fijaron posición, como la secretaría de la Mujer, Ayelén Mazzina, quien también pidió que Rosendo de un paso al costado.

La semana próxima se le vence la licencia con goce de haberes que le dispensaron sus pares. Debe presentarse para la sesión del martes,  justo cuando el Senado celebre audiencias públicas para la aprobación de dos pliegos nada y nada menos que para jueces del Superior Tribunal de Justicia.

“No creo que renuncie, no creo vaya a la indagatoria. Se mueve con impunidad y si no lo desafueran, entiendo que estamos frente a otra violencia, esta vez institucional”, remató Massimino ayer en una entrevista en Radio Nacional.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA