El martes comenzará el proceso de desarme químico en Siria

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Un equipo de veinte expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) comenzará el proceso de destrucción del arsenal químico sirio, mientras en ese país un ataque contra una escuela secundaria dejó hoy 14 muertos.

Fuentes de la OPAQ informaron hoy que «el grupo de inspectores partirá mañana lunes, pero hasta el martes no iniciarán su trabajo» en Siria, que por ahora se concentrará en la verificación de las características y la ubicación del arsenal químico, informó la agencia de noticias EFE.

La organización internacional adelantó también que ese mismo martes la comitiva de expertos se reunirá con «altos cargos políticos sirios».

Ante la inminente visita de la misión de la OPAQ, el presidente sirio Bashar Al Assad reiteró hoy que respetarán el cronograma de desarme establecido por la OPAQ y refrendado el viernes pasado por el Consejo de Seguridad de la ONU a través de una resolución aprobada por unanimidad.

En una entrevista con la cadena de noticias italiana Rai News 24, Al Assad prometió cumplir con todos los requisitos de la organización internacional, pero destacó que podrían existir «problemas técnicos» ya que la oposición controla algunas de las zonas de acceso a los almacenes donde están las armas químicas.

De acuerdo con los plazos acordados en la ONU, la destrucción de las instalaciones de producción y mezcla de agentes tóxicos tendrá que estar finalizada para el primero de noviembre

No obstante las advertencias del mandatario, la OPAQ se mostró confiado hoy y reiteró que el gobierno sirio será el único responsable de la seguridad de sus inspectores.

Durante la primera fase del proceso de desarme, los expertos de la OPAQ deben verificar los datos aportados por Siria en relación a los agentes tóxicos involucrados, las cantidades y las municiones e instalaciones comprometidas.

La fase de verificación implica tanto conversaciones a alto nivel político como la visita a las instalaciones y el apoyo técnico a Siria en la elaboración de informes sucesivos, que tienen que cumplir con unos requisitos formales marcados por la Convención de Destrucción de Armas químicas.

De acuerdo con los plazos acordados en el marco de la ONU, la destrucción de las instalaciones de producción y mezcla de agentes tóxicos y rellenado de municiones tendrá que estar finalizada para el próximo primero de noviembre.

Tras una semana sobre el terreno, este primer grupo de 20 expertos habrá cotejado datos e informaciones y redactado un «documento consensuado» sobre el arsenal químico sirio, explicó la OPAQ a través de un comunicado.

A partir de ese momento, un grupo de expertos de la OPAQ más numeroso se desplazará a Siria para proceder a la destrucción de las instalaciones de producción y de mezcla de sustancias para fabricar armas químicas.

En la siguiente fase de destrucción de las instalaciones y las armas, que en parte se hará con la ayuda de unidades móviles, la OPAQ necesitará «decenas» de investigadores, que van desde «ingenieros químicos, expertos en municiones químicas, seguridad a la hora de proceder a la destrucción y personal sanitario».

No sólo se trata de un cronograma inédito por los ajustados plazos, sino que los expertos internacionales tendrán que trabajar y movilizar agentes tóxicos a través de un país azotado por una guerra civil que ya lleva casi tres años, se cobró la vida de más de 100.000 sirios y expulsó a cerca de dos millones de refugiados.

En una nueva jornada de violencia, la oposición siria denunció hoy que un bombardeo aéreo de las fuerzas armadas atacó una escuela secundaria en la localidad de Al Raqa, en el norte del país, y dejó al menos 14 muertos, la mayoría de ellos estudiantes.

La Coalición Nacional Siria (CNFROS), la principal agrupación opositora en el exilio, denunció el ataque contra el Instituto Comercial de Secundaria de Ibn Tofayel a través de un comunicado.

El gobierno sirio no confirmó el ataque aéreo.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA