El presidente de la Cámara de Comercio no descartó que en San Luis haya “talleres clandestinos de confección”

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La polémica que se desató en San Luis con las “Saladitas” que se han instalado en el microcentro de la capital puntana podría tener derivaciones aún más grave si efectivamente se corrobora que parte de la ropa que se vende en esos locales a precios muy por debajo  del ofrecido en el mercado normal sale de talleres de confección clandestinos, algunos de los cuales podrían funcionar en territorio provincial.

“No lo descarto, pero es posible, puede haber talleres clandestinos en San Luis”, deslizó ayer el presidente de la Cámara de Comercio, Vito Carmosino, en una entrevista radial que le realizó el periodista Juan Pablo Galeano.

Allí Carmosino dio su versión y la posición de la entidad que representa que está abiertamente en contra de esta modalidad de comercialización porque según ellos, en las “Saladitas” pueden vender prendas y calzados baratos porque evaden y las confecciones salen de talleres clandestinos donde “hay trabajo esclavo y la paga a la gente es un plato de arroz por día”.

En la ciudad de San Luis hay al menos tres locales de estas características ubicados en las calles Ayacucho, San Martín y Pringles, en los cuales se observa un incesante tránsito de compradores.

La titularidad de esos comercios figuran en la Municipalidad de San Luis a nombre de Luis Martínez Castro y Service SA, quienes hoy deberán informar a la Comuna sobre el origen de esa ropa, o sea donde la  compran y quién la fabrica.

Desde la Intendencia capitalina aseguran que los locales tienen una habilitación precaria, con lo cual dejaron entrever que si no reúnen todos los requisitos para funcionar como comercio corren el riesgo de clausurados.

 

Compartir.