El silencio de Burger King confirma que las hamburguesas secuestradas eran para el local de San Luis

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Burger King no ha emitido ninguna comunicación formal y las autoridades de la empresa en San Luis no quisieron atender las consultas de los medios de comunicación para conocer una voz oficial de la firma por el secuestro de unas 500 hamburguesas que eran transportadas desde San Juan hasta esta capital en el baúl de un auto sin respetar normas mínimas de higiene y obviamente sin preservar la cadena de frío.

El hecho es grave y un atentado a la salud de las personas que consumen alimentos en esa reconocida cadena.

E hecho ocurrió hace  cuatro días cuando efectivos policiales del puesto limítrofe La Tranca, secuestró alimentos que eran transportados en el baúl de un auto, y tenían como destino a Burger King del San Luis Shopping Center.

Un hombre de 23 años, identificado como Brian Martín Gamarra, del barrio 124 Viviendas de la ciudad de San Luis, traía en su auto esas hamburguesas y pan.

Gamarra le aseguró a la Policía que esos productos eran para la sucursal San Luis. Cuando le solicitaron la documentación de los productos el joven dijo no poseerla.

Allí se labró un Acta Nº ley X- 0630-2008, Art 37, por no exhibir la documentación requerida y porque los alimentos eran transportados en condiciones sanitarias sin respetar la legislación vigente.

Cabe destacar que el Programa Control Sanitario Fiscal (COSAFI), fue el que realizó el decomiso de la totalidad de la mercadería que fueron 13 cajas de cartón con la inscripción BURGER KING, discriminadas en cinco cajas con 236 hamburguesas marca Mega 2.0, otras cinco cajas con 251 hamburguesas marca Mega 2.4, una caja con 1.530 fetas de queso cheddar, una caja con 84 unidades de “pan del medio”, y una caja con dos sachets de 4 kilos cada uno de salsa stacker.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA