El Trapiche: Arrojó al vacío desde un puente a su pareja porque ella no quería seguir con la relación

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La jueza Penal, Virginia Palacios, ordenó en las últimas horas detener a Roque Noé Arrieta, empleado del Hospital de El Trapiche (presta servicios como ordenanza) y le imputó el delito de “violencia de género” por haber arrojado desde un puente a su pareja Verónica Bordón, de 44 años.

El hecho se consumó esa localidad turística de San Luis. Arrieta no soportó que Verónica le pidiera “distancia y separarse” tras unos tres años de relación.

Según la reconstrucción de los investigadores. Ambos sostenían una discusión en un puente peatonal sobre el rio de El Trapiche. Allí el hombre agredió, primero verbalmente y después tomó la determinación de tirarla al vacío.

Verónica cayó sobre unas rocas y medio cuerpo dentro del agua. Le imploró que no la dejara tirada allí. El agresor no escuchó las súplicas, tomó su bicicleta y se fue rumbo a su trabajo, el hospital del pueblo.

La mujer pedía a gritos ayuda y justo pasó por allí un joven que la rescató. Eran casi las 19:00 del último miércoles. A esa hora la temperatura estaba por debajo de cero grado y caían algunos capullos de nieve.

Tras ser trasladada al centro de salud, los facultativos corroboraron que sufrió  una fractura en la rodilla derecha, otra en la muñeca izquierda y una lesión en el talón.

“Mi mamá nos dijo que habían salido de su domicilio y que durante ese intercambio de palabras, ella le dijo ‘bueno, yo no quiero ir más a tu casa, vamos a tener que tomar distancia’, a lo que él le contestó que si hacía eso, la iba a matar”, dijo la hija la víctima en declaraciones a El Diario.

“Por ahí él la abandonó porque pensó que la había matado, o la dejó ahí para que eso pasara, para que muriera por la caída o por el frío que hacía ese día. Había caído aguanieve. Ella recuerda que después de la caída no se podía mover y que no sentía el cuerpo. Tenía una parte bajo el agua”, agregó.

 “Queremos que se haga justicia. Tenemos mucho miedo. Además, la amenazó y le dijo que se iba a vengar haciéndonos daño a sus hijos”, expresó la hija.

La causa ahora fue caratulada como “Violencia de género” por la jueza Penal 3 Virginia Palacios. La magistrada además de detener a Arrieta ordenó el allanamiento de su domicilio.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA