Estela de Carlotto, Abuela de Plaza de Mayo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, consideró que “la democracia debe ser defendida con uñas y dientes”, durante la ceremonia en la que se inauguró la Casa de la Identidad que gestionará ese organismo de derechos humanos y que funcionará en el predio de la ex Esma.

«No nos van a doblegar. Vamos a seguir luchando por los sueños de nuestros hijos y la recuperación de nuestros nietos. Transformar estos lugares como la Esma, llenos de horror, es un un logro que alcanzamos con la valentía y decisión de Néstor Kirchner», señaló Carlotto en el acto, que se celebró en coincidencia con el 38vo. aniversario del golpe cívico militar de 1976.

Por su parte el ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, afirmó que cuando se lo proponen, «los pueblos transforman el dolor en esperanza».

«Acá estamos, celebrando la vida y el futuro en un lugar que fue un emblema del terrorismo de Estado. Por eso, tenemos que cumplir el mandato que nos dio Cristina de seguir adelante con los juicios de lesa humanidad», apuntó el funcionario.

En el acto en la ex Esma estuvieron presentes también el secretario de Seguridad, Sergio Berni; el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zanini; y los diputados nacionales, Juliana Di Tullio y Horacio Pietragalla, entre otros.

También fueron parte de esta conmemoración el secretario general de la agrupación KOLINA, Andrés La Blunda; la nieta recuperada Victoria Montenegro, y el ex jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina.

Por su parte, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, destacó la presencia del Estado en el recuerdo de las víctimas del terrorismo de Estado.

«En los años `90, no había marchas tan numerosas como esta. Y las que se hacían se llevaban a cabo en el marco de la resistencia. Pero desde 2003, el 24 de marzo se convirtió en un feriado en el marco de una política de Derechos Humanos», recalcó Rossi.

En tanto el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, observó que «el único reencuentro entre los argentinos debe darse en el marco de la memoria, la verdad y la justicia».

«Hoy leí algunos editoriales y la verdad que me preocupé. Quienes integramos los organismos y militamos, siempre supimos que queríamos justicia en vez de venganza», sostuvo.

Y agregó: «Tras 11 años de kirchnerismo, hoy, los argentinos podemos decir que tenemos más derechos y vivimos en un país más justo».

En ese sentido, el diputado nacional y nieto recuperado, Juan Cabandié, revindicó la lucha de los organismos de derechos humanos, y destacó la recuperación del predio donde funcionó la ex Esma como «un hito en la búsqueda por la identidad».

Por último, la referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Taty Almeida ponderó el hecho de que en un lugar donde hubo un centro clandestino de detención «se celebre la vida».

«Hace una década, de la mano de Néstor (Kirchner) llegamos a este lugar para recordar la lucha de nuestros hijos. Se lo debemos a la lucha del primer presidente que tomó a los derechos humanos como política de Estado», puntualizó.

A su vez, el secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, Carlos Zanini, cerró el acto afirmando que «si los partidos políticos levantan la bandera de los derechos humanos ese será el verdadero triunfo de Néstor Kirchner en torno a esa lucha».

«Bienvenida la disputa por la bandera de los derechos humanos que es el centro de nuestra acción. El verdadero triunfo de Néstor será si los partidos políticos levantan esa bandera para que esta batalla no termine acá».

Como parte de la conmemoración de los 38 años de la instalación del terrorismo de Estado en Argentina, se señalizaron tres pilares ubicados sobre la avenida Libertador.

La jornada de Memoria, Verdad y Justicia fue acompañada en el predio de la ex ESMA por los ritmos musicales que aportaron el dúo Coplanacu, Los Pericos y la Bersuit.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA