“Eva, Todas Somos Eva”, un homenaje teatral a la mujer ícono de la historia argentina

0

Este fin de semana se estrenó “Eva, Todas Somos Eva” en la Sala Hugo del Carril del Centro Cultural Puente Blanco. La ópera prima del director Charly Braile es un sentido homenaje que, desde lo artístico, recuerda a Evita a 67 años de su partida y su puesta en escena logró emocionar y conmover a los espectadores.

La obra es un viaje por la historia de quien hasta la actualidad considerada abanderada de los humildes, luchadora por los derechos de las mujeres, los niños y de los trabajadores, y sinónimo de justicia social.

Braile, en una muy buena puesta en escena, muestra a todas las Evas, las que se conocen y las que no: Eva como niña, soñadora, joven, actriz, mujer, compañera, argentina.

Eva es protagonizada por María Celeste Domínguez, en una interpretación que quedará guardada en la memoria de los puntanos.

Eva, “Evita”. Una líder, una dirigente, la esposa de Juan Domingo Perón; la abanderada de los humildes, la que movilizó a un gobierno para que las mujeres hoy podamos votar; la actriz, la que despreciaba a los «pudientes» y las clases “oligarcas”.

Eva, una mujer como vos, como yo, como todas. Que tenía sueños, que vio el tren y como dice el refrán «pasó una sola vez» y se subió.

Así la recuerda Charlie en esta obra, en un teatro casi en penumbras con una escenografía muy representativa para el monólogo de Eva después de muerta.  Maquillaje, luces y sonido todo marchó a la perfección.

La actuación de María Celeste es esencial. Encarna de manera conmovedora a la carismática Evita. Es un papel fuerte y muy real, sus ojos en algún pasaje demostraban el dolor que padeció.

La actriz se encargó de mostrar el desenfado de Eva ante la indiferencia de los funcionarios de turno que acompañaron al «General».

Eva, interpretada por María Celeste Domínguez

Un protagónico perfecto en su delgadez, estilización y Eva, la real, hablaba con su mirada y su intérprete lo logró.

La obra no es para peronistas. Es un retrato artístico de una parte de la historia que no termina porque después de más de medio siglo la lucha por los derechos de las mujeres, como la igualdad salarial en plano laboral se mantienen vigentes.

Es una obra que debería estar en escena mucho más que dos días.

Para destacar, excelente elenco, vestuario,  iluminación, maquillaje, todo se deja ver. Una obra que habla de la libertad, de los derechos, de una gran parte de la historia Argentina. De los derechos de los trabajadores.

Una breve crítica

Nada que perjudique a una artista. Pero tampoco a una periodista. Quise retratar la obra y se me impidió de mala manera y a otros sí se los dejó tomar fotografías.

Me pareció, al menos arbitraria la medida.  Soy periodista, escribo para un diario digital y lo escrito se acompaña con imagen. No me dejaron.

Agradezco las fotografías que me fueron cedidas amablemente por espectadores, que entendieron mi necesidad.

Yamila Fernández

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA