Frustraron una estafa contra la Municipalidad de Buena Esperanza

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Este martes el Jefe de Unidad Regional Dos (DI) ordenó a personal de la Policía Caminera que presta servicio en el Departamento Dupuy que detenga a un hombre de avanzada edad quien, minutos antes, intentó realizar una estafa bancaria al pretender realizar una transacción de aproximadamente 135.000 pesos y que consistía en transferir ese monto de dinero desde una cuenta bancaria que la municipalidad de Buena Esperanza posee en el banco Supervielle a otra cuenta de una persona de apellido González del Banco Galicia, sucursal Buenos Aires.

El desconocido se había presentado con una nota “supuestamente firmada” por el Intendente de Buena Esperanza y el Secretario de esa localidad, donde figuraban los datos de ambas cuentas, autorizándose en la misiva la transacción de esos 135.000 pesos.

La sospecha nació de la propia gerenta de la sucursal Supervielle de Buena Esperanza ya que, al percatarse de este pedido de transacción por parte del desconocido, cuando la mujer le pide que aporte datos personales, éste opta por retirarse sin mediar palabra alguna.

A las 11:50, es interceptado este hombre – que fue identificado como Martín ANTONIO Dorado de 65 años de edad – quien, como cliente viajaba en un automóvil VW Trend, con licencia de remise de la Municipalidad de Huinca Renancó, Córdoba.

La interceptación del auto se produce en el Puesto de Control Nº 8 de Casimiro Gómez ubicado en el Km. 156 de la Ruta Nacional 188 a cargo de la Policía Caminera.

Allí es detenido Dorado, como así también el conductor del auto, identificado como Mario César Correa.

Al ser interrogado Dorado, admitió que había concurrido minutos antes a intentar realizar esta transacción por pedido de una persona de apellido González, a quien había conocido hace unos 15 días atrás en el hipódromo de Buenos Aires, y quien le había encargado en esa oportunidad y previo pagarle 3 mil pesos que hiciera esa transacción.

A Dorado al momento de la demora se le secuestró $ 1.550 pesos en efectivo, telefonía celular y una anotación donde figuraba el domicilio exacto del Banco Supervielle de Buena Esperanza.

La Justicia lo procesó por tentativa de estafa y dispuso su libertad ambulatoria.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA