Grecia: Crisis política y huelga general en rechazo al cierre de medios públicos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El gobierno griego se sumió en una crisis política luego de que partidos de la coalición oficialista se rebelaran contra la decisión del primer ministro conservador de cerrar los medios públicos y de que los principales sindicatos convocaran a una huelga general.

Trabajadores de la Radio Televisión Griega (ERT) tomaron el martes el edificio horas antes de que la emisora y el canal cesaran sus transmisiones, a la medianoche, y uno de sus voceros dijo hoy a Télam que la ocupación de las instalaciones del ente público en Atenas seguirá hasta que el gobierno revierta la clausura.

Pese a las protestas y objeciones, el primer ministro Antonis Samaras defendió hoy la decisión del cierre de ERT y el despido de sus 2.500 empleados, anunciada ayer por el vocero de su gobierno de coalición como forma de poner fin a un «gasto increíble» y reducir el déficit del endeudado país.

«Había un enclave de gasto y nos deshicimos de él», dijo Samaras, del partido Nueva Democracia (ND), insistiendo en que antes de fines de septiembre se creará otra empresa de radio y TV públicas más eficiente y menos costosa.

Desde que recibió un préstamo de rescate, hace tres años, Grecia comenzó a aplicar una dura política de ajustes presupuestarios exigida por sus acreedores internacionales del Fondo Monetario Internacional (FMI), la Unión Europea (UE) y el Banco Central Europeo (BCE), conocidos conjuntamente con el nombre de «troika».

Varios miles de personas desafiaron hoy una lluvia torrencial y se congregaron frente al edificio de ERT en el norte de Atenas por segundo día, mientras que en el interior periodistas desafiaron la orden tomando el edificio y manteniendo una transmisión en vivo por internet.

«Adentro del edificio estamos unas dos mil personas y no nos vamos a mover de aquí para impedir el cierre de la radio y la televisión estatal», declaró telefónicamente a Télam uno de los responsables técnicos de la emisora, Vasilis Dallas.

«Afuera, alrededor del edificio, hay entre cuatro mil y cinco mil personas que se solidarizan con nuestra lucha. Algunos son periodistas, pero muchos son jóvenes que también están en contra de estas medidas arbitrarias del gobierno», agregó.

En una fuerte respuesta a la decisión del gobierno, las dos principales centrales sindicales del país, la de los gremios públicos ADEDY y la de privados GSEE convocaron para mañana a una huelga de 24 horas con una movilización matinal hasta la sede de ERT.

En un comunicado conjunto, las centrales denunciaron la medida como un «golpe de estado» y condenaron «la persistencia del gobierno en tomar decisiones antidemocráticas extremas», según informó la agencia de noticias EFE.

ADEDY pidió igualmente a los funcionarios que participen en esta manifestación de repudio y denunció «la brutal muerte de ERT por un decreto legislativo cuyo objetivo es la supresión de organismos públicos y el despido de funcionarios» en el contexto de políticas de austeridad.

Está previsto que también los ministerios y otros edificios públicos permanezcan cerrados el día de mañana.

La medida se suma a la de la Asociación de Redactores de Periódicos de Atenas (ESIEA), que ya anunció una huelga indefinida hasta que el gobierno dé marcha atrás en su decisión. Canales de TV privados también están haciendo paros en apoyo a ERT.

El reclamo de los trabajadores de prensa griegos, paralelamente, tomó alcances internacionales, y la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y la Federación Europea de Periodistas (FEP) pidieron hoy la «anulación inmediata» de la «decisión sin precedentes» de cerrar la Televisión Pública Griega.

La medida también caló hondo en el gobierno, ya que los dos partidos de centroizquierda que integran la coalición encabezada por el ND exigieron a Samaras que dé marcha atrás con el cierre.

El líder del partido socialista PASOK, Evangelos Venizelos, pidió una reunión urgente de los jefes de las agrupaciones en el gobierno para discutir la decisión.

«ERT se convirtió en un catalizador en cuestiones relativas a la democracia, a un Estado justo, a la cohesión de este gobierno y la estabilidad en consideración del curso de este país», señaló Venizelos.

El decreto por el que se cerró ERT debe ser ratificado por el Parlamento dentro de un plazo de tres meses, algo que podría resultar dificultoso si no cuenta con el apoyo de todos los diputados de los partidos que gobiernan en la alianza tripartita.

El otro partido de la coalición gobernante, Izquierda Democrática, presentó hoy un proyecto de ley en el Parlamento para revocar la orden de cierre de ERT.

La decisión sobre los medios públicos fue anunciada durante una visita a Atenas de inspectores de la troika que regularmente viajan a Grecia para analizar el cumplimiento de las medidas de ajuste acordadas a cambio de los préstamos de rescate que recibió el país desde 2010.

Los recortes generaron gran descontento popular, profundizaron la recesión griega y provocaron el cierre de decenas de miles de comercios, con lo que el desempleo se disparó hasta el 27%, el mayor de la zona euro.

La troika presiona a Grecia para que ponga en marcha de una vez el demorado programa de suprimir 15.000 puestos de trabajo estatales para 2015. Los trabajadores de ERT son los primeros empleados públicos echados como parte del acuerdo financiero con la troika. (Télam)

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA