Horas dramáticas en Villa Elena y una muerte que pudo evitarse

0

La muerte de una mujer de 60 años que fue arrastrada por la creciente del arroyo Cortaderas en la zona de Villa Elena, abre nuevamente la discusión o polémica sobre la necesidad de establecer un mayor control en los accesos a montañas, arroyos y ríos de la Provincia.

Ayer, mientras bomberos y rescatistas trabajaban para encontrar a unos ocho desaparecidos, descendían desde la sierra del Comechingones decenas de personas que habían ascendido de manera particular, sin guías especializados.

La víctima fatal de ayer es una vecina de la localidad de Carpintería. Era veterinaria y había caminado unas dos horas para llegar a un punto conocido como “Baños Romanos” de una belleza inmensa y de muy difícil acceso.

En horas de la siesta el arroyo creció de golpe porque llovió de manera intensa en la cumbre, casi en el límite con Córdoba. En pocos minutos toda esa agua descendió con gran caudal y violencia y no dio tiempo a la mujer a salir del curso de agua.

Hasta ese lugar se llega sólo caminando, no hay señal de celular ni hubo manera de alertarlos sobre el inminente peligro.

 En el rescate trabajaron Bomberos de Villa de Merlo, Carpintería, Los Molles, Tilisarao, Cortaderas y además se sumaron los bomberos de Santa Rosa de la División Cuartel 3.Participaron en total, entre 25 y 35 rescatistas.

Uno de los efectivos que estuvo en el operativo advirtió que a esos sectores del arroyo van por lo general personas que desarrollan el denominado “turismo aventura” y que dadas las condiciones geográfica era imposible avisarles de la posible crecida.

El resto de los rescatados fueron trasladados a distintos centros asistenciales para ser revisados, pero ninguno presentó heridas de consideración.

Share.
SELECCIONÁ IDIOMA