Intentos de acuartelamiento

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, aseguró que la protesta policial en Córdoba «no fue más que una movida para extorsionar al poder político». Y agregó: «Estamos acá por decisión de la Presidenta».

Berni llegó a la provincia de Córdoba para coordinar el trabajo en materia de seguridad con el gobierno local, a partir de nuevos intentos de reeditar el acuartelamiento policial ocurrido a principios de diciembre.

“Nosotros estamos acá por decisión de la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner), porque no vamos a permitir que ninguna fuerza policial extorsione al poder político. Porque las armas que le dio la constitución son para defender los derechos de los ciudadanos”, remarcó el secretario de Estado en diálogo con la prensa.

El funcionario nacional explicó a los medios que su llegada a Córdoba se produjo como respuesta a un pedido realizado por el gobernador José Manuel de la Sota, quien ayer por la noche se comunicó con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, para solicitar “trabajo conjunto” con el gobierno nacional debido a la reestructuración iniciada dentro de la policía de la provincia.

Berni definió a esa reestructuración como “un esfuerzo para avanzar en una seguridad democrática con mayor participación ciudadana”, al tiempo que explicó que esa decisión política “ha motivado algunos actos de inconductas y de otras actitudes por el avance del poder político en el control” del organismo de seguridad local.

El secretario de Seguridad nacional opinó además que la reestructuración democrática de la policía de Córdoba es “fundamental para transformar la realidad, para que no se repita lo que ocurrió el diciembre pasado”.

En ese contexto destacó el “esfuerzo que estamos haciendo”, tanto el Gobierno nacional como el provincial, “para avanzar en una seguridad democrática, donde el control político y la participación ciudadana son fundamentales para ir transformando esta realidad que no queremos volver a ver”.

“No queremos que se repita lo que hemos vivido en diciembre pasado. El gobernador (De la Sota) ha sido muy claro y estamos aquí para apoyarlo en estas transformaciones”, resaltó Berni al dialogar con la prensa.

También destacó el accionar de la Justicia sobre los hechos sucedidos durante el acuartelamiento y saqueos del 3 y 4 de diciembre el Córdoba, al ordenar los allanamientos y detenciones de quienes actuaron materialmente en los actos de vandalismos.

“Esperamos que se avance en la investigación para dar con los autores intelectuales”, porque esto “no ha sido más que una movida para extorsionar y llevar caos” a la sociedad.

Sobre el tema fue claro al sostener que no se habla de toda la policía, porque “dentro de la policía, por suerte, son mucho más los buenos, con quienes debemos comprometernos, ayudarlos y darles las herramientas para que trabajen y persigan a los delincuentes”.

“A los malos policías, que por suerte son cada vez menos, a esos corruptos y aquellos que extorsionan al poder político con las armas que les ha dado la Constitución para defender a los ciudadanos, no solamente los tenemos que exonerar, sino que también tenemos que ponerlos en el banco de la Justicia”, enfatizó el titular de la Secretaría de Seguridad.

Berni fue recibido en el aeropuerto por el ministro de Gobierno y Seguridad, Walter Saieg y luego partió a reunirse con el gobernador De la Sota en el edificio del Centro Cívico Provincial, a los efectos de formalizar sobre el envío de los más de 1.200 efectivos federales, de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Gendarmería y Policía Federal.

Saieg manifestó que “está controlada” la situación en el organismo policial y sostuvo que desde el Gobierno de la provincia se tenía información sobre nuevos intentos de acuartelamiento, a partir del anuncio de las esposas de los efectivos policiales en realizar un abrazo simbólico a la sede de la Central de la Policía, con el argumento de que no se están cumpliendo los puntos del acuerdo firmado en diciembre que permitió poner fin al acuartelamiento.

“Todo lo que hacemos en conjunto suma y potencia”, resaltó Saieg al expresarse sobre la colaboración del Gobierno nacional en enviar las tropas federales.

En la jornada de ayer el Tribunal de Conducta Policial había resuelto pasar a disponibilidad a cuatro efectivos policiales, sindicados como instigadores de un nuevo acuartelamiento.

Mientras tanto, hoy la Justicia provincial ordenó la detención de 17 policías, en el marco de la investigación que realiza sobre la instigación al acuartelamiento y saqueos del mes de diciembre, en tanto cinco comisarios jefes regionales fueron pasados a retiro, no obstante, según la información policial, estas últimas son decisiones ajenas a esos hechos.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA