La Aguada II, una obra que prometen solucionará los problemas de agua en la ciudad

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La Aguada II, nombre con el que se conoce la nueva planta potabilizadora de agua, está concluida en un 95% según el ingeniero Mario Terre, uno de los responsables de la obra.

“Sólo restan detalles de terminación y algunas pruebas de funcionamiento. La obra tiene un costo total de 34 millones de pesos. Se financia con fondos municipales y en conjunto con la Provincia”, aseguró el profesional.

La capacidad de almacenamiento de agua de la ciudad aumentará en casi cuatro millones de litros. Esta obra, sumada al acueducto que se está terminando y que servirá para proveer agua a los barrios del sur, deberían solucionar definitivamente los problemas que durante años han tenido los puntanos.

Según Terré, “lo más importante que resta por concretar es la prueba de funcionamiento final. Luego de esta operación tendrían que desinfectarse las cañerías del acueducto y la planta estaría en condiciones de comenzar a trabajar”. En la prueba de funcionamiento final se constata que cada elemento y cada sistema de la planta cumplan verdaderamente con su función. Para graficar, se evalúa la presión del agua final en el extremo sur del acueducto.

Esta obra está vinculada, a través de un empalme, con el acueducto que provee agua cruda que luego será procesada para consumo. Además, la planta asegurará el servicio para todas las nuevas viviendas que están construyendo tanto la Municipalidad como la Provincia. Prácticamente se cubrirá la demanda de agua potable para los próximos 15 años.

Héctor Moretti, representante técnico de la obra por parte de la empresa Green S.A., explicó los aspectos técnicos de la nueva planta. “Más de 60 personas trabajan entre el acueducto y la planta. La obra posee varias unidades de tratamiento de agua. Comienza con una cámara de carga que recibe el agua cruda. Luego un espacio donde se agregan compuestos químicos que permiten la sedimentación de las partículas grandes que trae el agua. A continuación, el sector de los sedimentadores donde decaen y se extraen las sustancias mayores. Luego, al agua ingresa en la batería de filtros. La planta procesará 150 litros por segundo (l/s) iniciales pero podrá ampliarse a 300 l/s. Seguidamente el agua pasa a las cisternas donde se termina el proceso de cloración y sale por el acueducto hacia los hogares”.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA