La Anses denunció 268 casos de fraude contra jubilados

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

«De este universo de casos, los que pudieron ser detectados antes del cobro del haber mensual no sufrieron descuento alguno. En el resto, dicho descuento fue restituido en su totalidad manteniendo intacto el haber del jubilado o pensionado», sostuvo la ANSES a través de un comunicado de prensa.

De esta forma, la dependencia que conduce Diego Bossio realizó una serie de precisiones sobre los hechos vinculados con el Programa Argenta, a raíz de afirmaciones falsas publicadas en la edición de hoy del diario Clarín.

«En primer lugar, los controles preventivos del organismo que permiten detectar maniobras fraudulentas están funcionando correctamente, ya que la denuncia que se atribuye Clarín fue realizada el 23 de abril por la Anses», señala el organismo.

«La maniobra fue denunciada de oficio por las alertas de los controles preventivos, antes de que cualquier afectado pudiera formular reclamo ante el organismo», indicó la entidad.

La dependencia oficial señaló que al comprobarse esta maniobra ilícita, «a través de la comunicación telefónica de la ANSES con los supuestos solicitantes que informaban que no habían pedido tarjeta alguna, el organismo previsional le requirió a las sucursales del Correo Argentino verificar la documentación que entregan los supuestos titulares al momento de tramitarla, cotejando con las fotos que la Anses envió, oportunamente, a las distintas delegaciones».

La dependencia, en el comunicado, detalló de manera cronológica las denuncias realizadas ante la Ufises: la primera fue el 16 de abril de 2013 y comprendió a 3 casos.

Luego, el 29 de abril, denunciaron otros 35 casos y así hasta el 11 de septiembre del corriente año, cuando pasaron a sumar en total 52 casos.

Además, Bossio denunció personalmente ante el fiscal Guillermo Marijuán la estafa que se había llevado adelante contra los jubilados y solicitó expresamente que se investigue si hubo empleados de la Anses involucrados en la maniobra.

«Hubo otras épocas en las que desde la Anses no se realizaban los controles exhaustivos y necesarios para cuidar los intereses de los jubilados. Sin ir más lejos, entre diciembre del 2005 y diciembre del 2007, se realizó una estafa masiva por parte de una tercera entidad (Cooperativa de Vivienda, Crédito y Consumo Ferromar Limitada) contra más de 70.000 jubilados, en la que incluso estuvieron involucrados funcionarios de la Anses de ese momento, como la Gerencia de Prestaciones», recordó la dependencia previsional.

Actualmente, la Dirección General de Control Prestacional de la Anses es responsable de evaluar que cualquier préstamo notificado al organismo para su descuento automático, haya sido previamente depositado en la cuenta sueldo del jubilado.

Una que vez que se constata que el dinero ingresó a dicha cuenta, y cumplido el resto de los requisitos, como no superar el tope en la tasa de interés, se procede a realizar el descuento.

«Por este motivo, desde la implementación del decreto presidencial que ponía tope a las comisiones e intereses de las mutuales y cooperativas, prácticamente no se registraron denuncias de fraude contra los jubilados por créditos de terceras entidades», sostuvo la Anses.

La dependencia recordó que en noviembre de 2011, antes del decreto presidencial que regulaba los créditos, las mutuales otorgaban 250.000 préstamos mensuales, «muchos de ellos a tasas usurarias y altamente perjudiciales para los jubilados».

«Actualmente, los créditos Argenta, financiados por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, superan ampliamente a los de todas las terceras entidades juntas», agregó el comunicado.

Hasta agosto de 2013 se entregaron más de 370.000 créditos Argenta a jubilados y pensionados de todo el país.

La Anses también señaló en el marco de una investigación sobre fraudes bancarios, se efectuó un allanamiento el 17 de julio de este año durante el cual se detectó la existencia de documentación apócrifa, tarjetas Argenta, planillas con nombres, apellidos y número de beneficios de la Anses.

Ante la posibilidad de que se utilizara ese listado para realizar hechos ilícitos, y como medida preventiva, el juez Claudio Bonadío emitió en esa oportunidad una orden por la cual requirió a la Anses que se suspendan los pagos de los haberes jubilatorios de una nómina de personas a partir del día 17 de julio del corriente año, junto con la remisión de la documentación relacionada con las solicitudes de la tarjeta Argenta.

A las personas afectadas por esta medida se les solicitó que se dirigieran al Juzgado del juez Bonadío con su DNI para acreditar su identidad.

Al verificarse su identidad, el Juzgado ordenó restablecer el pago de los haberes, algo que la ANSES efectuó de manera inmediata. Al mismo tiempo, la Anses comenzó a efectuar controles para determinar si se había cometido un fraude en su contra.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA