La curva sigue: 44 nuevas muertes y 2.667 casos positivos de coronavirus en el país

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Cuarenta y cuatro personas murieron y 2.667 fueron diagnosticadas con coronavirus en las últimas 24 horas en la Argentina, en el marco de una nueva fase de aislamiento social más estricto en el AMBA y mientras el Gobierno nacional prepara una «moratoria integral» para empresas afectadas por la pandemia.

Además de los 44 decesos y los 2.667 casos positivos detectados, el Ministerio de Salud informó que suman 1.351 los fallecidos y 67.197 los contagiados desde el inicio de la pandemia en el país.

La cartera sanitaria indicó que son 576 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 50,6% en el país y del 55,9% en la Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA).

Un 94,20% (2.512 personas) de los nuevos infectados de hoy (2.667) corresponden a la Ciudad y a la Provincia de Buenos Aires.

Según el reporte vespertino, hubo 41 muertos: 24 hombres, 18 residentes en la provincia de Buenos Aires de 67, 77, 79, 72, 75, 68, 78, 42, 78, 83, 62, 81, 46, 81, 76, 74, 60 y 26 años; seis en la Ciudad de Buenos Aires de 56, 34, 35, 61, 70 y 61 y 17 mujeres, 9 en la provincia de Buenos Aires de 82, 46, 40, 90 80, 83, 97, 74 y 27 años; seis en la Ciudad de Buenos Aires de 85, 77, 68, 92, 94 y 57 y dos en la provincia de Chaco de 69 y 92 años.

El parte matutino consignó el deceso de tres hombres, uno de 82 años, residente en la provincia de Chaco; uno de 47 en la Ciudad de Buenos Aires y uno de 72 en la provincia de La Rioja.

Del total de infectados, 1.066 (1,6%) son importados, 24.124 (35,9%) contactos estrechos de casos confirmados, 30.493 (45,4%) casos de circulación comunitaria y el resto se encuentra en investigación epidemiológica.

En este contexto, el Gobierno nacional define un plan de «moratoria integral» que permita tanto a pequeñas y grandes empresas empezar a producir y resguardar el empleo en la pospandemia y analiza la implementación de herramientas flexibles para atender sectores críticos y heterogéneos afectados por la pandemia como el turismo, el entretenimiento y las industria culturales.

Fuentes oficiales informaron que ese fue parte del temario analizado en la reunión de gabinete económico que encabezó el presidente Alberto Fernández en la residencia de Olivos, en la que se hizo un seguimiento de las medidas tomadas para mitigar los efectos de la pandemia.

En la primera jornada de incremento de las restricciones del aislamiento social en el área metropolitana, el Presidente recibió al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Trabajo, Claudio Moroni; y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

En tanto, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, se manifestó confiado en que el país tendrá «un rebote económico rápido» luego de la pandemia y que la reactivación vendrá, en primera instancia, «a través del consumo» gracias al tejido productivo argentino.

En el marco de la nueva fase más estricta del aislamiento social, las fuerzas federales de seguridad reforzaron los controles de acceso a la ciudad de Buenos Aires como parte de las nuevas restricciones a la circulación vehicular.

Los controles generaron demoras en el tránsito en las horas pico y la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, apeló al «esfuerzo» de todos y a «redoblar la solidaridad» ante la emergencia sanitaria por el coronavirus.

El titular del Ministerio de Transporte, Mario Meoni, afirmó que se busca reducir 30% la circulación de personas en el transporte público en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), al iniciarse la nueva fase de aislamiento social.

«Estamos en un promedio de las últimas semanas de un millón cincuenta mil personas por día mientras el promedio de los primeros 15 días de abril daba alrededor de 730 mil personas (por día) en esas dos semanas; así que deberíamos volver a ese número», explicó Meoni a radio Continental.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, dijo a su vez que si se logra disminuir el índice de contagiosidad de coronavirus en la Ciudad después del 17 de julio, van a «mostrar las informaciones y proponer el desandado paulatino de las medidas de restricción».

Asimismo, para contener la circulación del coronavirus en la región, la Argentina tiene limitado el ingreso de personas desde países limítrofes, por lo cual en las distintas fronteras se aplican controles de temperatura, de circulación al transporte de carga y protocolos específicos para quienes cuenten con autorizaciones especiales.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA