La elección municipal convocada por Ponce es un zafarrancho vergonzoso

0

El intendente Enrique Ponce, sobre el final de su mandato, protagoniza un grave derrape institucional y político con la convocatoria a las elecciones para elegir el futuro jefe comunal y concejales.

La lista de sucesos “erráticos”,  bien podría interpretarse como maniobras pergeñadas para intentar manipular la elección. Los electores, y también los candidatos, atraviesan un clima de incertidumbre a menos de 10 días de los comicios.

El zafarrancho comenzó con las especulaciones sobre la fecha. Ponce esperó hasta el final y casi al límite de los plazos legales para establecer la fecha, finalmente la fijó para este 10 de noviembre, con un gasto presupuestario extra porque las podría haber “pegado” con las provinciales o nacionales.

Después dejó sin efecto el voto electrónico, un sistema que inauguró él mismo y por el que levantó la bandera de la transparencia en los procesos electorales. Ahora avanzó con un nuevo método electoral, al menos para los vecinos capitalinos: La Boleta Única Papel.

Nunca los vecinos de la capital votaron con este método, no fueron capacitados como corresponde y por lo tanto es de esperar un aluvión de irregularidades.

Después fue de trapisondas en trapisondas, todas menores en función de los intereses de la gente, pero molestas en la arena política.

Luego acorraló presupuestariamente al Tribunal Electoral Municipal. Lo dejó sin fondos para funcionar. O sea, es una elección que no se controlará como corresponde.

Ese organismo debía capacitar a las autoridades de mesa y no pudo. Debe custodiar todo el proceso electoral y no puede. No tiene recursos económicos. Ponce se los recortó de manera tajante. Gravísimo.

Y para continuar el escándalo, la Intendencia fue poniendo trabas  y logró que finalmente el debate entre los candidatos a intendente fracase, que no se haga.

San Luis, ciudad, viene desde hace más de dos décadas sufriendo un grave deterioro institucional, con una doble intendencia en el medio con dos jefes Comunales: Daniel Pérsico, en aquella época poncista y María Angélica Torrontegui, siempre y perpetua peronista.

Hoy Pérsico está en la vereda de enfrente de los Ponce, trabaja políticamente para el oficialismo provincial y no se cansa de rabear contra el heredero de su hacedor, Carlos Ponce.

Todo el arco político provincial está convencido que Enrique Ponce está equivocado y temen que su desvarío lo lleve a provocar algún daño institucional concreto.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA