La Garrafa Social se vende hasta tres veces más cara en el interior del país

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Los comerciantes de barrio que venden garrafas de gas licuado de petróleo en las provincias cobran el tubo de 10 kilos hasta tres veces el valor de 16 pesos dispuesto por el Gobierno nacional y afectan así a millones de hogares donde reside casi la mitad de la población del país.

Ante la incipiente disminución de la temperatura por la llegada del otoño, el consumo crece a marcha acelerada y los comercio suben los precios con el argumento de que el stock de garrafas sociales se terminó, una situación que podría agravarse hacia el invierno.

Envasadores y distribuidores de Corrientes y Salta explicaron a Noticias Argentinas que hay demoras en el giro de los subsidios nacionales desde junio de 2013, lo que dificulta el abastecimiento de las garrafas sociales y eso hace que los comerciantes -el último eslabón de la cadena- especulen y suban los precios de su stock.

La situación afecta principalmente a los habitantes de las provincias del nordeste argentino como Corrientes, Chaco, Misiones, Formosa y el norte de Santa Fe donde no existe red de distribución de gas natural. Y también a las zonas periféricas de las grandes ciudades como Córdoba, Rosario o el propio Gran Buenos Aires.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA