La historia de Hassan Al-Kontar, el refugiado sirio que lleva cuatro meses viviendo en un Aeropuerto

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Hassan Al-Kontar lleva cuatro meses viviendo en el Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur,Malasia, porque no tiene permiso para estar en el país y asegura que ningún otro país lo acepta, por su condición de refugiado sirio.

“Paso los días leyendo y en Internet, que es mi única conexión con el mundo. AirAsia me da tres comidas al día, con lo que sobrevivo”, dijo Hassan en uno de los videos que compartió en redes sociales.

“Mi problema empezó en 2011, cuando estaba trabajando en los Emiratos Árabes Unidos. Comenzó la guerra en Siria y yo rehusé unirme al ejército, porque no creo en la guerra. El gobierno sirio empezó a buscarme, y las autoridades de los Emiratos quisieron deportarme a Siria. Pero después de protestar y pedir que no lo hagan, me mandaron a Malasia”, resumió Hassan, que hoy cumple 37 años.

“Después de tres meses en Malasia, que es el tiempo máximo que puedo pasar en el país, tuve que buscar otra solución. Probé con países que permiten el acceso de sirios sin visado, como Camboya, pero me mandaron de vuelta. Compré un pasaje a Ecuador, pero Turkish Airlines, en el aeropuerto de Kuala Lumpur, no me permitió embarcar. Así que perdí todo mi dinero y ahora estoy varado en el aeropuerto”, agregó el hombre.

“Generalmente soy una persona optimista, lo que me ayudó a combatir la depresión. Al principio estaba enojado con todos, hasta que me di cuenta de que estos países no me rechazaban por razones personales, me rechazan porque soy sirio. Soy parte de la tragedia de refugiados sirios que empezó en 2011”.

La Nación – Agencia AF

Compartir.