La Presidenta posterga su aparición pública

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La Presidenta posterga su aparición pública La presidenta Cristina Kirchner mantuvo audiencias con funcionarios en la residencia de Olivos, pero continuó en silencio y sin encabezar actos públicos con discursos desde el pasado 10 de diciembre. La jefa de Estado repasó la situación de la economía en audiencias en la mañana del miércoles en Olivos con el ministro del área, Axel Kicillof, y los titulares de la Anses, Diego Bossio, y de YPF, Miguel Galuccio.

Si bien el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, días atrás sostuvo que este miércoles la Presidenta iba a tener una actividad, finalmente Cristina Kirchner se limitó a recibir funcionarios en Olivos. Ésta vez, en ningún momento se trasladó a la Casa Rosada, a diferencia del día anterior, cuando en su primera jornada en Buenos Aires tras permanecer tres semanas en el sur, sorpresivamente se presentó en la sede gubernamental donde recibió a ministros.

Por la noche, la mandataria se retiró en auto -había llegado en helicóptero- directo hacia el Sanatorio Otamendi del barrio porteño de Recoleta para ver a su madre Ofelia Wilhem, quien había pasado la noche en ese centro médico para realizarse chequeos. En la jornada de este miércoles, finalmente la madre de la jefa de Estado abandonó el sanatorio y regresó a su domicilio.

La Presidenta no tiene una agenda oficial prevista para los próximos días y la única actividad confirmada es su participación en la cumbre de la CELAC en La Habana, el 28 y 29 de este mes. Cristina Kirchner no emite declaraciones desde una serie de mensajes que publicó en Twitter el 13 de diciembre pasado, mientras que su último discurso público fue tres días antes en el acto por los 30 años del regreso de la democracia.

Las reuniones de este miércoles en Olivos animaron especulaciones sobre medidas que buscarían introducir «sintonía fina» para afrontar la inflación, el alto costo para el Fisco que tienen los subsidios, la competitividad y la pérdida de poder adquisitivo de los sectores más postergados, ante el alza de precios.

La mandataria ya había analizado la marcha de la economía con Kicillof el día anterior en la Casa Rosada, en el marco de la cual ordenó no avanzar con cambios en el impuesto a la riqueza y atenuar el alza del gravamen a las motos y embarcaciones de lujo -por expreso pedido de los fabricantes locales-, en su primera jornada de trabajo en Buenos Aires tras permanecer 17 días junto a su familia en el sur.

Luego, la jefa de Estado recibió a Bossio en medio de versiones sobre un inminente anuncio de un aumento del monto de la Asignación Universal por Hijo (AUH) que cobran las familias en situación de vulnerabilidad y que actualmente es de 460 pesos, y la actualización también de otros beneficios que dependen de ese organismo.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA