La secretaría de la Mujer, Ayelén Mazzina, evaluó que el senador Rosendo debería renunciar

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La secretaria de la Mujer, Diversidad e Igualdad, Ayelén Mazzina, señaló que el senador provincial, Ariel Rosendo, acusado de violencia de género, “debería apartarse de su banca”, en otras palabras renunciar.

En declaraciones que formuló a El Diario de la República, Mazzina dijo que “por supuesto que desde mi lugar no voy a decir qué debe hacer el resto de los poderes, pero sí que cada cual asume las consecuencias en caso de no actuar como se debe: con perspectiva de género, que es lo que a mí me importa dentro de la Secretaría. “Hoy (por el jueves) me comuniqué con los senadores tras conocer la noticia del rechazo del desafuero, que no pensé iba a terminar así. Por supuesto, me explicaron cuáles eran sus motivos y fundamentos. No cree que los legisladores hayan actuado con un consentimiento hacia Rosendo. Incluso opinan lo mismo que yo, que el acusado no tiene que estar ahí, que tiene que dejar la banca y que ya debería apartase del bloque porque no pertenece a nuestro proyecto político, eso está clarísimo”.

Sobre Rosendo pesan denuncias por violencia de género hacia su expareja y luego, en mayo, por haberle desvalijado la casa que compartían y a la que tenía prohibido acercarse por orden judicial. “El legislador debería apartarse de su banca”, Insistió.

 “La denuncia por violencia ingresó a la Secretaría en enero y desde ese momento hacemos un acompañamiento y asesoramiento. Por supuesto hay que aclarar que desde que asumí este cargo tratamos este caso como a cualquier otro que ingresa a nuestras oficinas: con muchísimo compromiso y trabajo. Tanto el equipo de psicólogos y psicólogas, como abogados y abogadas estamos a disposición al cien por ciento. De hecho, durante la feria judicial de enero todo el equipo de patrocinantes de la Secretaría coordinó acciones con su abogada particular (de la víctima) y nos pusimos a su entera disposición”, señaló la funcionaria.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA