La UCA advierte que creció el “narcomenudeo” en los barrios más vulnerables

0

Informe de la UCA sobre el narcotráfico en Argentina

El Barómetro  del Narcotráfico y las Adicciones de la Universidad Católica Argentina  advirtió ayer que el narcomenudeo aumentó «sistemáticamente» desde 2010 en los barrios de mayor vulnerabilidad social y la percepción de la venta de drogas ilegales en zonas urbanas se incrementó en los últimos seis años.

El informe y estudio de la UCA no incluye ninguna ciudad de San Luis, y ciertamente se desconoce una estadística que se aproxime a la realidad de cómo está la Provincia en materia de adicciones.

Todo hace suponer que en el territorio puntano, las cosas no están ni mejor ni peor de lo que se observa en el resto del país.

El estudio fue presentado este viernes en la sede universitaria de Puerto Madero por el rector de la UCA, monseñor Víctor Manuel Fernández, el investigador jefe del Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA), Agustín Salvia, y otros investigadores de la casa de altos estudios.

Salvia advirtió que en los últimos seis años hubo un avance del narcotráfico y del consumo de estupefacientes en todo el país, pero sobre todo del narcomenudeo que «aumentó sistemáticamente desde 2010» en los barrios que «afrontan condiciones de vulnerabilidad social.»

«Esto no sólo da cuenta del avance del narcotráfico en la Argentina, sino también del avance del narcomenudeo en territorios más vulnerables, donde los habitantes están más expuestos al poder de bandas organizadas», sostuvo.

En tanto, monseñor Fernández aseguró que el problema del narcotráfico y el consumo de drogas «no termina de tratarse a fondo», por lo que reclamó detener este avance «no sólo por vía represiva, sino también a través de dispositivos de inclusión y rescate de los jóvenes que participan del negocio como estrategia de supervivencia».

«Creemos que es un tema que no se está afrontando», subrayó el arzobispo, y consideró «importante» contar con centros de atención terapéutica de bajo umbral integrados al contexto de vida de los adictos.

Según el informe de la UCA, a finales de 2015 casi 5 de cada 10 hogares identifican la venta o tráfico de drogas en su calle, manzana o vecindario, y en 2016 el 48,5% de los hogares percibieron venta o tráfico de drogas en sus barrios.

El estudio determinó que entre 2010 y 2016 los valores más altos en el registro de venta de drogas corresponden a las regiones urbanas de mayor concentración de población, en particular el Area Metropolitana de Buenos Aires y la Región Pampeana, además del NEA y el NOA.

«Las diferencias entre las distintas regiones no han sufrido cambios en el período, sin embargo, se observa un aumento en la Ciudad de Buenos Aires, especialmente a partir de 2014», puntualizó.

Asimismo, reveló que las adicciones severas constituyen un problema en el 3,4% de las familias urbanas del país y que el consumo problemático del alcohol es el principal flagelo en las familias (2,5%), seguido de la adicción a las drogas ilegales, que se registra en el 2% de los hogares urbanos.

El informe de la UCA incluyó un estudio particular de los jóvenes de entre 17 y 25 años que viven en los asentamientos informales del conurbano bonaerense, en el que se advierte una profundización del problema de las adicciones.

El relevamiento anexo estableció que el 43,7% de los jóvenes que viven en condiciones de vulnerabilidad social probó drogas alguna vez, el 27,3% consumió durante el último año y el 22,1%, en el último mes.

En tanto, el 36% de los jóvenes que consumieron sustancias ilegales dentro de los últimos doce meses reconoció hacerlo con frecuencia semanal.

El observatorio de la UCA entrevistó a 660 jóvenes de entre 17 y 25 años que viven en quince asentamientos informales del conurbano bonaerense para obtener las conclusiones del informe anexo. (DyN)

Share.
SELECCIONÁ IDIOMA