Lluvia, viento y granizo: Ningún pronóstico meteorológico alertó sobre la posibilidad de este fenómeno

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El clima es determinante. No sólo para organizar las actividades diarias, sino para estar atentos y prevenir situaciones peligrosas como quedar expuestos a tormentas eléctricas, granizo o piedra, nieve, viento o fuertes lluvias.

Por eso cada vez adquieren más relevancia las agencias, organismos o empresas privadas que se dedican a evaluar nuestra atmósfera para adelantarse y pronosticar el clima con cierta antelación.

Sin embargo esos sistemas fallan y lamentablemente, para ser  claros, la regla es que yerren en la gran mayoría de los pronósticos.

La tormenta de este sábado, que afectó a varios puntos de la Provincia, dejó al descubierto una vez más este fracaso de los servicios meteorológicos. El pronóstico sólo decía “desmejorando hacia la tarde-noche del sábado con probables precipitaciones”, y por supuesto no había una sola alerta emitida.

Los pronosticadores locales tampoco acertaron.

Finalmente esto pasó  con el clima

Este sábado, antes de las 18:00, cayó piedra en El Volcán, en Estancia Grande y en la zona de La Cumbre y La Petra. El Servicio Meteorológico Nacional había emitido un alerta para algunas provincias, pero San Luis no estaba dentro de ese grupo.

Durante 30 minutos el cielo fue protagonista en El Volcán. Primero lloviznó, luego salió el sol acompañado por una lluvia más intensa y finalmente el cielo se cubrió de negro. “Fue una piedra abundante”, aseguró Mauricio Capella, bombero del cuartel de voluntarios que está en la localidad. Algo similar se vivió en Estancia Grande.

Por su parte Alejandro Sallet, encargado del peaje de La Cumbre, dijo que en ese tramo de la Autopista de las Serranías Puntanas, a las 19:40, comenzó a sentirse con fuerza cómo “caía mucha piedra”, y explicó que en un comienzo el hielo tenía la forma de un “huevo de perdiz”. A raíz de esto se formó una alfombra de 7 centímetros de alto aproximadamente.

En la zona de Jarilla la lluvia alcanzó los 100 milímetros y hubo que evacuar a unas siete familias.

Compartir.