Mujeres e hinchas de fútbol marchan en Turquía contra el gobierno

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Decenas de miles de ciudadanos, desde simpatizantes de organizaciones feministas a hinchas de fútbol, volvieron a reunirse hoy en la céntrica plaza de Taksim de Estambul, epicentro de las protestas antigubernamentales que desde hace diez días sacuden Turquía.

Al mismo tiempo que el gobernador de Estambul, Hüseyin Avni Mutlu, descartaba un nuevo desalojo de los miles de manifestantes que desde hace más de una semana ocupan el parque Gezi, el partido del primer ministro Tayyip Erdogan rechazaba los pedidos de elecciones adelantadas, informó la agencia de noticias DPA.

«No existe motivo alguno para llamar a elecciones anticipadas. El gobierno, el Parlamento y el gabinete funcionan a la perfección», explicó el vicepresidente del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) de Erdogan, Hüseyin Celik, ante las cámaras de televisión en Estambul, tras mantener una reunión con la cúpula del partido.

«El mundo está liderando con una crisis económica y las cosas están yendo bien en Turquía. Las elecciones no se convocan porque hay gente marchando en las calles», agregó.

Pasado el mediodía, numerosas organizaciones feministas se dieron cita en la cercana calle Istiklal para iniciar una marcha «por una vida sin abusos y sin Tayyip», en referencia al primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, informó la agencia de noticias EFE.

Las mujeres se mantienen en la primera fila de las protestas desde que éstas se iniciaron, el martes 28 de mayo, en defensa de un parque público de Estambul, aunque pronto se convirtieron en un movimiento de crítica al estilo autoritario del gubernamental Partido Justicia y Desarrollo (AKP), islamista moderado.

«La gente está enfadada con el primer ministro, pero las mujeres están más enfadadas aún, porque desde hace diez años son el blanco de ataque de todos sus discursos, como cuando quiso prohibir el aborto», explicó a EFE Asli Goymen, secretaria de redacción en una revista y una de las manifestantes.

La activista se quejó de que el actual gobierno no ha hecho nada para frenar el acoso a las mujeres en el espacio laboral y que «la realidad es peor aún que las leyes».

«En la oficina tienes que ir `decente`, muy seria, más vale no reírse en voz alta si quieres que te respeten», lamentó.

Pero en el parque Gezi, origen de la oleada de protestas, todo es diferente, y las mujeres pueden vestir, bailar y reír como quieren, destacó la activista turca.

Además, las hinchadas de dos de los tres clubes de fútbol más importantes de Estambul, el Fenerbahce y el Besiktas, marcharon hacia la plaza desde sus respectivos estadios, al grito de «¡Tayyip renuncia!» y «¡Codo a codo contra el fascismo!», informó la agencia Europa Press.

Los hinchas reemplazaron en parte la presencia de los estudiantes universitarios, que normalmente son el grueso de ocupantes de la plaza, pero que hoy están ocupados en una jornada de exámenes.

La represión policial con la que el gobierno respondió a las primeras manifestaciones, que dejó al menos 3 muertos y más de 5.000 heridos, provocó que las movilizaciones se extendieran a las principales ciudades del país.

Hoy en Ankara, la capital del país, la jornada había comenzado de forma tranquila, la policía se había retirado del Parque Kugulu, después de varios días de cruenta represión contra los manifestantes.

Sin embargo, ya a la noche la televisión turca mostró como los camiones hidrantes volvieron a apuntar sus cañones contra una columna de miles de manifestantes que marchaban hacia la céntrica plaza Kizilay, adyacente al Parque Kugulu.

Finalmente los numerosos blindados y agentes lograron dispersar la protesta y se quedaron en la plaza Kizilay custodiándola para evitar una nueva ocupación.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA