Multitudinaria procesión de la Virgen del Valle en Catamarca

0

Miles de feligreses participaron este domingo en la procesión por calles de la capital catamarqueña en la Virgen del Valle, patrona de los catamarqueños y del noroeste argentino, del paracaidismo y del turismo nacional.

Luego de la recorrida por San Fernando del Valle de Catamarca, la venerada imagen volvió a su lugar habitual, el camarín ubicado en la parte superior de la Catedral Basílica, con lo que culminaron los cultos en su honor.

La «morena» Virgen del Valle fue saludada a lo largo del trayecto desde la Plaza El Maestro, pasando por la avenida que lleva su nombre, luego San Martín, Rivadavia, República y Sarmiento, hasta culminar en el Paseo de la Fe, el centro catamarqueño, en su primera peregrinación del año.

Presidió la ceremonia, el obispo Luis Urbanc, acompañado de la gobernadora Lucía Corpacci, ministros, legisladores, representantes de colegios y una multitud de fieles llegados de toda Catamarca y de provincias vecinas.

Con la solemne procesión culminaron las festividades en honor a la Madre del Valle, cuyo tema de reflexión versó sobre «La Resurrección del Señor, núcleo central de nuestra fe», en el «Año Diocesano de la Juventud», opción pastoral de la Diócesis de Catamarca para este año, en el marco de la Misión Diocesana Permanente.

En su homilía, el obispo Urbanc exhortó que a que «aprendamos a escuchar la voz de Dios, especialmente de aquellos que viven, tal vez a su modo y con mucha sencillez, su unión con Cristo; aprendamos a ser portadores del Evangelio, no como expertos según la ciencia de este mundo, sino como testigos que han vivido la propia experiencia personal y continua con el Señor».

Luego agregó, que «entonces nuestro testimonio será creíble, moverá y encaminará hacia la salvación y no sólo será un discurso que cauce admiración por su brillantez, pero que, en el fondo, no sería capaz de ayudar a la conversión de las personas».

Sostuvo que «el Evangelio se proclama no tanto con discursos eruditos que emboten la mente, sino con el hacernos camino de amor, de salvación y de misericordia, para que nuestros hermanos se encuentren con el Autor y Dador de todo bien». (Télam)

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA