¿Nueva manifestación de la Virgen en Tilisarao?

0

La comunidad educativa de Tilisarao aún no sale del estupor y dolor por el incendio y los daños que sufrió el Colegio Nuestra Señora Inmaculada en al menos dos de sus aulas. En toda la sociedad de esa comuna hubo expresiones de solidaridad y también de repudio en caso que el fuego que quemó muchos años de trabajo haya sido intencional.

Pero pese a la angustia que tamaño hecho genera, hoy los miembros de esta institución educativa quedaron perplejos al descubrir que todo estaba quemado menos un dibujo de Nuestra Señora Inmaculada estampado en una bandera que decoraba el aula del último curso y que en los próximos días egresa.

Una de las integrantes del personal de maestranza hizo el hallazgo mientras limpiaba. “Toda la tela estaba quemada, pero justo la parte del dibujo de la Virgen estaba intacto, sin haber sido alcanzado por el fuego”, precisaron a Punto Aparte desde ese Colegio.

Este Colegio nació en el marco de un hecho que bien podría tratarse de milagro y que tiene curiosamente al fuego  como protagonista.

En junio de 1992 un pequeño de  esa localidad intentaba avivar el fuego de estufa hogar y para ello tiraba papel de diario. Observó a los pocos minutos que una de las hojas no ardía y como todo niño le despertó curiosidad. La retiró y vio en ese trozo de papel una silueta. Su madre advirtió que se trataba de la Virgen María. Meses después lo que apenas se observaba a simple vista se convirtió en una maravillosa imagen de la Virgen Inmaculada. Hoy conocida como Virgen Inmaculada de Tilisarao.

 

Texto oficial de la historia de esa manifestación:

NUESTRA SEÑORA INMACULADA DE TILISARAO

15 DE JUNIO DE 1992

Nuestra Señora Imaculada

Por las calles solitarias ya casi nadie transitaba, como en todo pueblo, la familia se resguardaba en sus hogares, al abrigo y calorcito de las estufas, que ardían sin cesar para atemperar la helada. Para la mayoría era una noche más, pero en la casa de Federico Morla, era diferente, una visita llegaba para quedarse, en un silencio profundo, para mirarnos con AMOR inmenso y esperando paciente, como solo ELLA puede hacerlo, a que sepamos seguirla, MARIA. Federico quiso mantener ardiendo el fuego de la estufa, para que al llegar su mamá, quien se encontraba participando de los ensayos del Coro Municipal, tiró una hoja de El Diario de la República, de fecha 23 de marzo, de un lado la sección deportes y en el anverso el horóscopo, al contemplar aquellas llamas, seguramente llamado por ELLA, vio que un pequeño trozo no se quemaba, el misterio comenzaba, un instinto inexplicable le llevo a retirarlo, en él una silueta inconfundible se recortaba, mezcla de blanco y negro, por acción del fuego, pero que no quemó las manos de Federico, ni manchaba como ocurriría normalmente. Todo parecía irreal, en la inocencia de su escasa edad hubo temor, confusión, necesidad desesperada por comprobar que lo que él veía, otros también, no tardó en comprobarlo, su madre y familiares concurrieron pronto a observar tan precioso tesoro y allí estaba, tenue y casi imperceptible, pero inconfundible a la mirada del corazón de los que con Fe recorrían el contorno que se recortaba luminoso sobre un fondo tiznado. Pasado el primer impacto Federico y su madre decidieron guardar la imagen entre las hojas de la Biblia, para llevarla luego al Padre Marcos Ochoa, sacerdote de Tilisarao fallecido.

Share.
SELECCIONÁ IDIOMA