Nuevas lluvias agravan la situación en Misiones y Formosa

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

 

Los afectados superan los 7.000 y los gobiernos provinciales alistan los operativos de asistencia y puesta en funcionamiento de bombas extractoras.

 

Tanto la cuenca del Paraná como la del Uruguay se verán afectadas por las lluvias, que ya totalizaron en los últimos cuatro días entre 150 y 250 milímetros de agua, mientras que se espera una crecida importante del río Paraguay, que afectará a la zona ribereña de Formosa.

 

En esta provincia, donde cifras oficiales dan cuenta de 6.000 personas afectadas, la ciudad más perjudicada es Clorinda, en el límite con Paraguay, donde se inundó el casco céntrico y se suspendieron las clases mientras que en la localidad de Pilcomayo «todos los pobladores se autoevacuaron», dijo el intendente de Clorinda, Miguel Celauro.

 

Ante la nueva crecida del Paraguay, el gobierno de Gildo Insfrán declaró el estado de emergencia para poder destinar partidas presupuestarias específicas en toda la costa ribereña del Paraguay desde el río Pilcomayo hasta la desembocadura del Bermejo.

 

Varias escuelas de Clorinda y pabellones del Regimiento de Infantería de Monte 29 de la ciudad de Formosa fueron acondicionadas como centros de evacuados, aunque el ministro de gobierno Jorge González aseguró que las expectativas son que la crecida disminuya hacia el comienzo de la semana entrante.

 

En la ciudad de Formosa unas mil familias sufren las contingencias de las lluvias y los desbordes del río que hoy llegó a los 8,53 metros.

 

Varios organismos del estado asisten a los evacuados con atención médica y alimentos, mientras que una cruzada solidaria denominada «Formosa ayuda a Formosa» colecta alimentos, ropa, calzados y colchones para distribuir entre los afectados en los barrios capitalinos.

 

«Como consecuencia de las precipitaciones, se imposibilita la construcción de los módulos habitacionales para los afectados, por ello el Comando de Emergencia decidió buscar lugares que puedan albergar a la gente, y tener todos los controles sanitarios y alimenticios» explicó el presidente del Concejo Deliberante de Formosa.

 

En Misiones, el ministro de gobierno Jorge Franco aseguró que ya son 1.500 las personas evacuadas de 8 municipios a raíz de la crecida del río Uruguay y que una de las localidades más afectadas es El Soberbio.

 

«En El Soberbio, distante a 250 kilómetros de Posadas, la situación es complicada porque se siguen sumando familias a los seis puntos de evacuación que hemos habilitado entre escuelas, hospitales y salones comunitarios», dijo Franco a Télam.

 

Agregó que hasta el momento «hay unas 400 familias alojadas en distintas dependencias» y que otras «se están autoevacuando en casas de vecinos y parientes a los que todavía no se ha contabilizado.

 

Además de El Soberbio, «se está relevando la situación en otros municipios como San Javier, Alba Posse, Colonia Aurora, Santa Rita y Panambí, donde ya hay otras 50 familias afectadas aproximadamente».

 

A todos los afectados «se los asiste con colchones, frazadas y alimentos pero lo que nos está faltando son pañales, agua mineral y abrigos para adultos y niños», detalló el ministro.

 

«Apelamos a la solidaridad de los misioneros para juntar esos elementos en las comisarías de cada localidad, para distribuirlos posteriormente a los centros de evacuados» destacó Franco.

 

Por su parte, el Ente Binacional Yacyretá (EBY) vaticinó que las fuertes lluvias previstas en el norte de Corrientes, Misiones y áreas adyacentes en la República del Paraguay, ubicará el nivel de los ríos «cerca de los umbrales de alerta».

 

A la altura de la localidad correntina de Ituzaingó, el río Paraná se ubicó hoy en 2,20 metros, mientras que se prevé que el río «tenga un comportamiento ascendente en las próximas 48 horas, con variaciones que tiendan al umbral de alerta (3,5 metros), ubicándose cerca de los 3,20 metros», detalló el EBY.

 

En las otras provincias afectadas como Chaco, el río Paraná se ubicó en 5,97 metros a la altura de Puerto Barranqueras y confirmó su bajante, aunque aún quedan 850 familias afectadas que fueron reubicadas en sectores altos.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA