Operativos por tierra y aire para encontrar a Juan Carlos Rubilar, el joven que fue a los corsos de La Pedrera y no regresó a su hogar

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

“Hoy se ha intensificado la búsqueda del joven Juan Carlos Rubilar con la participación de dos aviones, de canes de San Luis y Villa Mercedes, de personal de Defensa Civil, COAR y de la División de Respuesta Inmediata Motorizada (DRIM), entre otros, que han realizado extensos rastrillajes en la zona rural de Las Isletas”, aseguró el comisario general retirado e interventor de la Unidad Regional II, Víctor Videla,  según publica la Agencia de Noticias de la Provincia.

“Se realizaron rastrillajes aéreos y por tierra, campo adentro, por caminos vecinales y sus alrededores, con resultados negativos hasta ahora”, agregó Videla, acompañado por el juez Alfredo Cuello, el jefe de la Unidad Regional II, comisario mayor Oscar Contreras, y el jefe de la Comisaría 24, subcomisario Juan Esteban Zavala.

“También rastrillamos la zona de campos privados como por ejemplo en la estancia La Patricia, donde sus dueños colaboraron con el personal policial abriendo todas las tranqueras para que pudiéramos acceder”, agregó Videla, quien también señaló: “Estamos investigando también la posibilidad de que el joven haya subido a algún vehículo en la ruta que conecta las localidades de Nueva Escocia y Lavaisse, ya que es muy transitada y podría haberse alejado de ese lugar de esa manera”.

Finalmente Videla confirmó que la “búsqueda va a continuar constantemente hasta que se obtenga algún resultado”.

De lo recabado hasta el momento se tiene en claro que el muchacho de 29 años, que presenta un retraso madurativo, se habría desorientado a la salida de la última noche de los Corsos celebrados en el parque La Pedrera, caminando hacia el sur en lugar de hacerlo en dirección a la ciudad. Al parecer caminó los 15 kilómetros que separa el parque La Pedrera de Las Isletas, pasando frente al complejo urbanístico La Ribera. Ya en Las Isletas pidió agua en una casa, siendo atendido por una mujer que le dio una botella nueva (él portaba una algo maltratada), tras lo cual se fue en dirección al oeste. Al parecer, la vecina sospechó algo y llamó a la Policía pero al llegar los uniformados, el chico había desaparecido. Lo paradójico de este detalle es que en la vivienda lindante se domicilia una tía de Juan Carlos: “Me lamento tanto de que no haya venido aquí, entonces este drama no hubiese ocurrido, pero evidentemente ya estaba desorientado”, dijo la mujer.

Entre la tarde y la noche del domingo, la búsqueda ya contaba con varios efectivos policiales, algunos de los cuales lograron encontrar, campo adentro, huellas que los llevaron a inferir que eran de Juan Carlos: “Este joven camina de una manera muy particular, pisando prácticamente con los talones y con sus pies hacia fuera. Ésas son características que coinciden con las impresiones halladas en la tierra”, señaló uno de los policías destinados al procedimiento.

Las últimas pisadas fueron encontradas frente a una tranquera, luego ya no hay más rastros. En ese punto se trabajó esta mañana con drones, aportados por las productoras audiovisuales El Ombú y Horizonte.

En esta actividad participa la Policía de la Provincia con sus distintas reparticiones, entre ellas las divisiones Canes de San Luis y Villa Mercedes. También bomberos de “El Fortín”, Defensa Civil Municipal, el Aeroclub Mercedes, familiares de Rubilar y algunos baqueanos de la zona.

Fuente: Agencia de Noticias

Compartir.