Paro nacional: Transpuntano aún no puede prestar el servicio de emergencia

0

 

El presidente de la empresa de transporte público de pasajeros Transpuntano, Mariano Estrada, aseguró esta mañana en declaraciones a Punto Aparte que las unidades previstas para prestar el servicio de emergencia en el marco del paro nacional no pudieron salir de la planta porque el acceso y egreso está bloqueado por un grupo de trabajadores.

 

Estrada denunció que los choferes que quieren trabajar fueron amenazados y disparó que en medio de quienes realizan la protesta hay infiltrados de la barra brava del club Estudiantes.

 

En tanto desde la Municipalidad de San Luis afirmaron que “la jueza  Gregoraschuk se niega a recibir la denuncia del Asesor Letrado municipal”.

 

Según señalaron en un parte de prensa, a pedido expreso del intendente, el Asesor Letrado de la Municipalidad de San Luis, Ricardo Bazla, junto al Presidente de Transpuntano, Mariano Estrada, intentaron presentar, hasta la madrugada de hoy, una denuncia penal ante la jueza del Juzgado Penal I, Carina Gregoraschuk, contra personas que están convocando a barrabravas de un club local para dañar las unidades de Transpuntano que intenten cumplir con el servicio de emergencia a partir de las 5:00.

 

“El intendente Enrique Ponce nos solicitó expresamente que permanezcamos trabajando hasta garantizar, tanto la seguridad de los trabajadores de Transpuntano, como el derecho de todos los vecinos de San Luis a poder acceder al servicio transporte público” expresó Bazla y continuó “Tenemos denuncias de que ya están convocando a barrabravas y también los nombres de las personas que están haciendo esto, sabemos lo que le ofrecen, a quiénes se lo han ofrecido; toda la información, pero no conseguimos que la jueza (Carina) Gregoraschuk nos tome la denuncia».

 

Por tal motivo el presidente de Transpuntano Mariano Estrada realizó la denuncia policial en la Jefatura Central, para que se tomen las medidas de seguridad que correspondan y agregó “contamos con 22 choferes que están dispuestos a prestar el servicio de emergencia este jueves a partir de las 5 de la mañana, para brindarle el servicio a la comunidad”.

 

 

 

En la mañana de ayer la Municipalidad de San Luís realizó una presentación ante el Programa de Relaciones Laborales de la Provincia con el objetivo de decretar la ilegalidad de la medida de fuerza planteada por la Unión Tranviarios Automotores (UTA), como adhesión a un paro nacional convocado por la CGT opositora. La presentación se realizó en primeras horas del martes, por expreso pedido del Intendente Enrique Ponce.

 

Ricardo Bazla, Asesor Letrado de la Comuna, y parte de la comisión que realizó la presentación, expuso “Como primera medida, queremos reconocer el derecho a huelga que tiene todo trabajador. En conjunto y simultáneo, queremos que se garanticen otros derechos igualmente legales e importantes, como lo son el de transitar, el de acceder a la educación, a la salud pública, entre otros”.

 

El funcionario amplió la explicación diciendo que: “Existe una norma concreta que establece que cuando se trata de un servicio único y esencial como lo es el transporte público de pasajeros, la medida de fuerza debe ser notificada con cinco días de anticipación a la contraparte, es decir, Transpuntano, de quien el Municipio posee el 99% de las acciones. Esto no ha sucedido. Aun cuando lo hiciere, la notificación será siempre ex temporaria dado los plazos que se están manejando”.

 

Solicitan medidas extraordinarias ante eventuales conflictos al Ministro de Seguridad

 

Continuó diciendo “Previendo eventuales situaciones conflictivas hemos elevado una nota dirigida al Ministro de Seguridad, Martín Olivero, solicitándole que adopte medidas de seguridad extraordinarias, tanto para resguardar la sede de la empresa, como para acompañar a las unidades durante sus recorridos”. La misma presentación fue acercada al Juzgado del Crimen N° 1, a cargo de la doctora Carina Gregoraschuk, a modo preventivo.

 

El pedido tiene vital importancia por sí mismo, pero aún mayor si se recuerdan los hechos ocurridos el pasado 4 de abril del pasado año, cuando choferes que no querían adherirse a una medida de fuerza fueron agredidos, como así también las unidades que pretendían manejar. La Municipalidad espera que la policía tenga una actitud activa para garantizar el derecho de los demás ciudadanos para el uso del servicio.

 

Por su parte, el presidente de Transpuntano, Mariano Estrada, confirmó que desde la empresa se ha diagramado la frecuencia de los recorridos como en un día normal. Pero, atendiendo a hechos que escapen a la planificación, el responsable de la empresa dijo que “Hemos preparado todo para poder brindar el servicio. Pero es evidente que si los choferes no se presentan, el desarrollo del servicio se verá dificultado”.

 

Carlos Vilche, Secretario de Legal y Técnica de la Municipalidad, realizó una introducción de claridad meridiana, que permitió ilustrar el parámetro en el que debería entenderse el conflicto. Dijo “La Municipalidad ejerce el rol de la administración. Y tal palabra tiene como acepción primera la noción de servicio. La Municipalidad está para servir y satisfacer los intereses y las necesidades de la población”.

 

El letrado continuó diciendo que “El Municipio está para servir. Es lo que impone como deber la Carta Orgánica en su artículo 66. La Municipalidad debe garantizar la efectiva continuidad y regularidad de los servicios públicos. Para cumplirlo debe utilizar todos los elementos legales que estén a su alcance. Si el Municipio no cumple con la prestación de los servicios, estaría violando la Carta Orgánica. Y el servicio de transporte público es un servicio público”.

 

Por último, y para desarrollar de forma plena su idea, expresó que “El derecho de huelga es un derecho válido. Pero puede entrar en conflicto con otros derechos igualmente valiosos como el de estudiar, el de trabajar, el de enseñar, a transitar. Tenemos la obligación, como Municipio, de garantizar los derechos de la mayoría de los vecinos”.

 

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA