Por día, a 2.055 chicos les roban su teléfono celular

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

En 2012 se vendieron 13,4 millones de aparatos, y la mitad fueron de tecnología avanzada y un 16 por ciento son personas que sufrieron robos o hurtos de sus aparatos de telefonía.

Cada día, a 2.055 chicos les roban su teléfono celular Unos 2.055 chicos y adolescentes son asaltados por día por delincuentes que les roban sus teléfonos celulares, aparatos que luego son vendidos en el mercado negro.

Por esta problemática, se discute una normativa global para abordar el tema, que apunta a la responsabilidad de las empresas proveedoras, informó este domingo el Diario Popular.

El mercado de la telefonía celular es una de las estrellas de la recuperada industria de los últimos años, aún más porque actualmente casi la totalidad de los equipos se fabrican en el país.

En 2012 se vendieron 13,4 millones de aparatos, y la mitad fueron de tecnología avanzada, con acceso a internet (conocidos como teléfonos inteligentes o smartphones, en inglés). Pero el destacado negocio tiene su contracara negativa con el problema de los robos, que no se detiene.

Del mencionado total de equipos vendidos, un estudio de la consultora especializada Carrier y Asociados sostiene que el 16 por ciento tiene como compradores a personas que fueron robadas o hurtadas.

Es decir, 2.144.000 ventas de terminales celulares en 2012 se registraron como consecuencia de hechos delictivos, a un promedio de 5.873 por jornada.

Con ese nivel de cifras de equipos robados, está claro que hay un gigantesco mercado paralelo de celulares que tras ser «liberados» o «clonados» en cuevas son colocados a la venta de manera informal.

Aquí, se debe destacar que el comprador tiene una responsabilidad concreta y directa en ese peligroso círculo vicioso, que muchas veces tiene su origen en casos realmente dramáticos, con robos ejecutados con extrema violencia.

El tema es aún peor, porque el crimen organizado (droga, tráfico de armas, robo de autos, bandas de secuestradores) se abastece de comunicación justamente con equipos robados.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA