Presidentes suramericanos inauguraron la nueva sede de la Unasur

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

 

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) inauguró en «La Ciudad de la mitad del mundo», a unos 20 kilómetros de Quito, la nueva sede de su secretaría general, denominada «Néstor Kirchner» en homenaje al ex presidente argentino, con lo que concluyó la Cumbre del bloque en la que propusieron crear un pasaporte regional y ratificaron la creación de la Escuela Suramericana de Defensa.

 

Los presidentes del bloque regional estrenaron las instalaciones del complejo, de cinco plantas y unos 20.000 metros cuadrados -donde funcionarán las oficinas de las representaciones de los países miembros-, que fue bautizado con el nombre del fallecido ex presidente argentino quien fue además el primer secretario general de la Unasur.

 

La nueva sede está situada en la colonial y turística ciudad de San Antonio de Pichincha, más conocida como Ciudad de la Mitad del Mundo, ubicada al norte de Quito y denominada así por ser el punto más alto por donde pasa la línea del Ecuador, que divide el planeta en los hemisferios Norte y Sur.

 

El jefe del Estado anfitrión, Rafael Correa, insistió en la necesidad de avanzar «con más energía que nunca» en la integración, siendo «más eficientes y eficaces en la construcción de la Patria Grande» y en ese sentido propuso pasar del criterio de unanimidad para tomar decisiones al de mayorías calificadas, reportó la agencia ANSA.

 

Correa y la presidenta Cristina Fernández descubrieron la estatua de Kirchner que se sitúa en la entrada del flamante complejo, en una ceremonia a la que también asistieron los mandatarios de Bolivia, Evo Morales; Brasil, Dilma Rousseff; Colombia, Juan Manuel Santos; Guyana, Donald Ramota; Paraguay, Horacio Cartes; Surinam, Desiré Bouterse; y Venezuela, Nicolás Maduro.

 

Ayer en Guayaquil sesionó la Cumbre de la Unasur, en la que también estuvieron presentes los mandatarios de Chile, Michelle Bachelet; Perú, Hollanta Humala; y Uruguay, José Mujica, país al que Surinam le entregó la presidencia pro témpore del bloque.

 

La declaración final de la Unasur destaca que la paz, la democracia y la promoción de los derechos humanos son los principios rectores del proceso de integración regional, sintetizados en 20 puntos, y que serán impulsados a través de las agendas social, económica, y política y social.

 

En otro punto acoge las evaluaciones correspondientes presentadas por el secretario general de la Unasur, Ernesto Samper, en el documento «De la visión a la accion», que también instruye a la presidencia del grupo a continuar el proceso de construcción de la ciudadanía suramericana.

 

Ratifica la creación de la Escuela Suramericana de Defensa, por parte del Consejo de Defensa Suramericano, que constituirá un centro de altos estudios, de articulación de las iniciativas nacionales de los estados miembros, de formación y capacitación de civiles y militares en materia de defensa y seguridad regional a nivel político-estratégico, reportó la agencia ecuatoriana Andes.

 

La presidenta de Argentina advirtió que fuerzas intrarregionales e internacionales organizadas «que no quieren la integración» emprenden una «nueva guerra fría» para desgastar y derrotar fuerzas progresistas, particularmente de Suramérica, por lo que llamó a honrar el legado de heroísmo y esperanza de los patriotas de la región.

 

Para ello, dijo Cristina, es preciso la superación de la inequidad y la pobreza como los mayores imperativos morales, y afirmó: «Hoy estamos obligados a consolidar la integración integral de nuestra región». Además enumeró entre las urgencias de la región la entrada en vigencia del Banco del Sur.

 

Por su parte, Samper pidió a los mandatarios suramericanos apoyar a Colombia a «encontrar la paz», e insistió en que no sólo será un triunfo para ese país, sino también para toda América Latina.

 

Por ello, pidió a los suramericanos apoyar el esfuerzo que ha hecho el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, para intentar alcanzar el fin del conflicto armado en esa nación, mediante un proceso de diálogo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que desde noviembre de 2012 se desarrolla en La Habana, Cuba.

 

El secretario de la Unasur, citado por la agencia Efe, recordó una de las frases del fallecido escritor y periodista colombiano Gabriel García Márquez, quien decía: «nadie es de ninguna parte mientras no tiene un muerto bajo la tierra».

 

«Nosotros los latinoamericanos tenemos demasiados muertos», agregó Samper al reconocer que la paz es uno de los pilares en los que se asientan los principios de la Unión.

 

Además, dijo que el organismo de integración basa su accionar en la vigencia de los derechos humanos y la justicia social, así como en la profundización de la democracia.

 

Para Samper, la nueva sede de la Unasur es la «casa grande para que quepa la Patria Grande», pero también requiere «ideas grandes» que construyan esa identidad suramericana.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA