¿Qué hay detrás de las detenciones de los policías por narcotráfico?

0

El hecho es grave. No importa si eran dos gramos o un cargamento completo de droga. Lo que realmente encrespa es que en casos de narcotráfico estén involucrados efectivos de las fuerzas de seguridad. La simple sospecha tiñe a una institución a la  que la sociedad y el Estado le otorgaron la fuerza pública para combatir el crimen no para sumarse a él.

Las detenciones de los policías Pablo Colautti, Guillemo Lemos, Williams Díaz, Silvio Coria y Sergio Giandinotto, miembros de la Unidad de Investigaciones de Villa Mercedes vienen a alimentar esa sensación que hay en la gente sobre la real honorabilidad de algunos efectivos.

Ayer estos cinco hombres con estado policial fueron detenidos por pares, pero de la Federal, en el marco de una causa donde se investiga si ellos se quedaron con parte de droga secuestrada, concretamente marihuana, en enero de 2015, de una vivienda de la ciudad de Villa Mercedes.

El detenido en ese allanamiento, un hombre de apellido Giménez pasó de imputado a “arrepentido” y le aportó a la Justicia datos e información que derivan en estas detenciones.

El fiscal Cristian Rachid viene  investigando desde hace más de un año, con escuchas telefónicas incluidas, lo que le habría permitido tener certeza o semiplena prueba del delito.

Pero las cosas no quedan acá. El propio abogado de los policías, Miguel Agúndez, admitió que teme encontrarse “con una caja de pandora” en esta causa porque luego de tantos meses en que la Justicia estuvo detrás evidentemente se colaron otras cuestiones vinculadas a la presunta corrupción policial.

Esas escuchas más otras pruebas colectadas estarían abriendo un camino para que el Gobierno tome la iniciativa y comience una purga. La herramienta legal ya la tiene:  La Ley de Emergencia en Seguridad.

Este avezado letrado intentará sacar del fuero federal la causa y llevarlo al provincial buscando desvincular a sus defendidos de la acusación de narcotráfico y pedir que se los juzgue por apremios ilegales ya que supuestamente golpearon a Giménez para que les diga donde tenían escondida la droga.

Hoy los cinco policías se negaron a declarar ante el Fiscal y esperan en las próximas horas hacerlo frente al juez Juan Maqueda  o Raúl Fourcade. Uno de los agentes detenidos estaría dispuesto a hablar según aseguran fuentes allegadas a la causa, lo cual en algunos ámbitos policiales despierta preocupación.

Share.
SELECCIONÁ IDIOMA