Represión y detenciones en Hong Kong antes del inicio del diálogo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

 

Por segunda noche consecutiva, la policía de Hong Kong reprimió y detuvo hoy a manifestantes que hace más de tres semanas ocupan las calles del centro de la isla, sólo dos días antes de que comience el primer diálogo entre los estudiantes que lideran las protestas y el gobierno regional.

 

Cientos de agentes antidisturbios avanzaron sobre un grupo de jóvenes que intentaron esta madrugada volver a instalarse en una de las calles principales del barrio comercial de Mong Kok, el mismo que había sido liberado por las fuerzas de seguridad el viernes pasado.

 

En total, la policía informó de 30 heridos, entre ellos 15 agentes, y 36 detenidos, según informó a la prensa el superintentendente de la fuerza, Steve Hui. Ayer unas 26 personas habían resultado heridas cuando intentaron reinstalar un campamento de protesta en la misma zona.

 

Las organizaciones estudiantiles que encabezan las protestas acusaron otra vez a la policía de atacar a los manifestantes que reclaman elecciones libres, mientras que Hui sostuvo que las fuerzas de seguridad utilizaron «fuerza mínima» para evitar que los jóvenes volvieran a bloquear calles ya liberadas.

 

Durante el domingo la mayoría de manifestantes abandonaron Mong Kok, pero al igual que ayer, cientos volvieron al caer la noche para escuchar los discursos de los líderes de las protestas, según constató la agencia de noticias EFE. Cientos de policías vigilan el barrio.

 

En un intento por detener la nueva escalada de la tensión en las calles, las números dos del gobierno hongkonés, Carrie Lam, pidió calma y recordó que el próximo martes comenzará el primer diálogo directo con los manifestantes.

 

Cinco funcionarios, liderados por Lam, representarán al gobierno en la mesa de diálogo, mientras que cinco miembros de la Federación de Estudiantes, organización elegida por las autoridades como interlocutora del movimiento de protesta Occupy Central, hablarán en nombre de los cientos de miles que en el último mes salieron a las calles para reclamar elecciones libres en los próximos comicios de 2017.

 

A finales de agosto pasado, el Parlamento chino aprobó una reforma electoral para la isla que permite el voto universal para la elección de su gobierno regional, pero establece que los candidatos deben ser preseleccionados por un comité de 1.200 miembros elegidos en su mayoría por el Partido Comunista Chino.

 

Durante los 156 años de régimen colonial (entre 1841 y 1997), Hong Kong jamás eligió libremente su máxima autoridad ejecutiva . Recién en 1984, gracias a las conversaciones de devolución con China, empezaron a elegirse «consejos asesores» a mero título consultivo.

 

En 2017 se consultará por primera vez en la historia de la ex colonia inglesa la opinión de la población sobre la base del principio «un hombre, un voto».

 

«La decisión de la Asamblea Nacional Popular sobre la reforma electoral no puede ser revisada para 2017», sentenció el jefe de gobierno de Hong Kong, Leung Chin-yung, el pasado jueves al anunciar la apertura de un primer diálogo con los manifestantes.

 

Sin embargo, los líderes de las protestas siguen reclamando que se suspenda la reforma electoral y se establezca un sistema completamente libre para las próximas elecciones de la isla que, desde que pasó del control británico a ser parte de China otra vez, mantiene un sistema político y económico diferenciado y autónomo del resto de la potencia asiática.

Compartir.
SELECCIONÁ IDIOMA